SIN LÍNEA

 

 

***¿Qué pretende ocultar Claudia Sheinbaum en el colegio Rébsamen?

José
SÁNCHEZ LÓPEZ

Cuando CLAUDIA SHEINBAUM PARDO aún era jefa delegacional en Tlalpan,
su administración clasificó como "de acceso restringido en la
modalidad de reservada" toda la información relacionada con los
expedientes de construcción y ampliación del Colegio Rébsamen, en el
que murieron 19 niños y siete adultos y el del Tecnológico de
Monterrey, donde fallecieron cinco jóvenes estudiantes, durante el
sismo del pasado 19 de septiembre.

Ello ocasionó que hasta la fecha no se conozcan los permisos que
otorgó la demarcación.

La delegada y su equipo, a través de su Comité de Transparencia, los
clasificó como "información restringida", argumentando que al revelar
el contenido de esos expedientes "se estaría realizando una afectación
con la cual se pudiera generar una ventaja personal indebida".

¡Qué alguien me explique!

Bajo esos argumentos, negó toda información con lo que incumplió su
compromiso de transparencia.

A la fecha, la señora SHEINBAUM ha rechazado 22 solicitudes de
información, hechas vía la Ley de Transparencia.

En las peticiones se solicitaron planos de los inmuebles, licencias de
construcción y ampliación, permisos para la edificación, documentos
relacionados con el uso de suelo y constancia de seguridad
estructural, entre otros.

También solicitaron saber cuál es la situación que guarda la carpeta
de investigación y las órdenes de aprehensión contra MONICA GARCÍA
VILLEGAS, directora del colegio y los directores responsables de obra,
FRANCISCO ARTURO PÉREZ RODRÍGUEZ y JUAN APOLINAR TORALES,
independientemente de que los procuradores EDMUNDO GARRIDO y ALBERTO
ELÍAS BELTRÁN, consideren las contradicciones de la morenista que han
obstaculizado las indagatorias.

A las peticiones, la ex jefa delegacional respondió tajante: "es
información reservada" y se niega a entregar la copia de la versión
pública de los expedientes.

Ante las peticiones, presentadas desde septiembre pasado, afirma que
no puede revelarse nada, pues hay un procedimiento administrativo
seguido en forma de juicio.

Dijo que hasta que se dicte la sentencia o resolución de fondo, la
delegación podría estar en posibilidad de dar a conocer las versiones
públicas de esos documentos.

O sea que tras el fallo, para el que no hay plazo perentorio, hasta
entonces, la política que aspira a gobernar la Ciudad de México,
contemplaría el dar o no la información.

Ante la negativa, padres de familia de las víctimas y vecinos
afectados, acusan a la jefa delegacional de "tener miedo" de
transparentar el caso y advirtieron que más bien parece una artimaña
para obstruir las investigaciones, ya que hay anomalías que podrían
alcanzar a su administración.

Desde el día del sismo, el 19 de septiembre, la jefa delegacional
salió una sola vez a dar la cara.

En rueda de prensa, el 29 de septiembre, reconoció anomalías en el
otorgamiento de permisos de ampliación del Colegio Rébsamen y se
comprometió a hacer público el expediente, pero sólo subió a la página
de internet de la delegación cuatro documentos, sin importancia, que
días después bajó del portal.

Pero la posición de Sheinbaum no es la definitiva.

Su negativa es impugnable y corresponde el Instituto de Acceso a la
Información de la Ciudad de México, resolver si se mantiene la reserva
alegada o se descubre que pudiera haber un conflicto o interés, en
este caso político, para no entregar la información, sobre todo por lo
tiempos electorales que se viven.

Lo preocupante es que con esa postura, de resultar elegida como
gobernadora de la Ciudad de México ¿cuántas situaciones que pudieran
parecerle delicadas o comprometedoras, no las clasificaría como
"restringidas y reservadas"?***¿QUÉ NO ANDÁBAMOS MEJOR CUANDO
ESTÁBAMOS PEOR?.***AU REVOIR.

joebotlle@gmail.com