La Columna de El Sol: DELINCUENTE DE CUELLO BLANCO

papa borge

STAFF SOL QUINTANA ROO

Hace un par de años, para ser exactos ocho, Roberto Borge Martín era un ciudadano más en la isla de Cozumel. Todavía le tenían puesto el zapato sobre el pecho y no se podía mover porque el rey, de esa época, lo tenía aplastado y en sus manos.

Su ritmo de vida era normal, con unos cuántos pesos de más, pero no rico, ni millonario. Era una familia acomodada, luego de que su hermano el ex gobernador Miguel Borge Martín lo había salvado y rescatado de la cárcel –años atrás- y le había cedido algunas "empresitas" suyas para que administrara.

Desde ese tiempo las ambiciones habían comenzado a surgir. Roberto Borge Martín había pactado con Félix Arturo González Canto el futuro de su cachorrito, quien primero se fue a estudiar a varios puntos de Europa y Asia, para qué a su regreso a México (Cozumel) fuera designado empleado de quien lo hiciera gobernador.

Y así pasó. Muchos años después de su regreso y de ser secretario particular, privado, tesorero, oficial mayor, presidente Estatal del PRI, diputado federal... Fue Gobernador de Quintana Roo y la gloria tocó el rostro Roberto Borge Martín.

Según quienes han estado cerca de él, dicen que cuando Roberto Borge Angulo ganó la gubernatura su papá sintió un aire de alivio, tal cual fuese iluminado por la Rosa de Guadalupe. Sus problemas económicos se habían acabado y su prepotencia creció a pasos agigantados.

Su egocentrismo, inmadurez política y ambición, enseguida lo llevaron a tomar posesión de un gobierno que tuvo de facto, claro porque él no era el mandatario, pero sí vivía como él quería. 10 elementos de escoltas corrían detrás de él en Cozumel y por todo Quintana Roo.

Viajes privados en avión privado, aunque sea sólo para cruzar el charco de Cozumel a Playa o de Cozumel a Cancún. Derrochó el dinero del pueblo con el apoyo incondicional de su hijo, el mandatario de Quintana Roo, hoy preso, casualmente por esas razones.

Aprovechó el poder del hijo para sentirse el sucesor de dinastía cozumeleña. Amenazó, mandó golpear a sus enemigos e incluso, hasta cobró derecho de piso como un verdadero delincuente, aunque de cuello blanco, acto que durante años llevó a efecto Isaías Capelline, asesinado hace tres años en Cancún, Quintana Roo.

Roberto Borge Martín es señalado como la persona que lavó dinero a favor de su hijo, Roberto Borge Angulo, es señalado como el autor intelectual de la explosión de un katamarán de "Barcos Caribe", para cobrar un millonario seguro, además de que es buscado por las autoridades federales y estatales.

Hoy se ríe de ellas, como los hacen decenas de ex funcionarios y cómplices de Roberto Borge Angulo. Roberto Borge Martín se pasea por Quintana Roo como Pedro por su casa, claro, las cosas han cambiado.

Ahora tiene que hacer fila para abordar un avión... Carga su maleta, pide por favor, esto último para demostrar su "educación", la cual nunca tuvo con las personas que trabajaron para él, a quienes siempre humilló y de pendejos no los bajó.

Para saber más de Roberto Borge Martín, nada más hay que platicar con algunos empresarios de Isla Mujeres, donde incluso acudió un par de veces a "platicar" con dueños de propiedades hermosas a quienes no sólo les intentó comprar sus predios, sino que además los amenazó a que si no vendían, el gobierno de su hijo las iba a expropiar...

La falta de dinero y poder aterriza a la personas... La falta de dinero, poder y tener miedo a la cárcel hace que algunas personas se doblen, se conviertan y/o disfracen de corderos, como es el caso de Roberto Borge Martín.

Si las autoridades lo andaban buscando -incluso la detención de su abogado César Celso parecía ser clave para dar con él- pues ya saben que sigue en Quintana Roo, que se pasea por el Estado tan libre como el viento, burlándose no sólo de las autoridades, sino de los quintanarroenses.

Ese es Roberto Borge Martín, quien sacrificó a su hijo para llegar a vivir el poder que nunca podrá tener par sí, pero que de la mano de su vástago, logró sentirlo y hasta acumular una fortuna incalculable en dinero en efectivo y propiedades...