SIN LÍNEA

*¿A qué juega la PGR con César Horacio Duarte Jáquez?

José SÁNCHEZ LÓPEZ

CONFORME a la ley, para que un prófugo que haya huido al extranjero
pueda ser llevado ante la justicia, primero se le tiene que ubicar,
después solicitar una orden de detención provisional con fines de
extradición, luego detenerlo, después encarcelarlo y hasta entonces,
comenzaría el sinuoso proceso de extradición.

Para empezar, la petición debe ser revisada por la Secretaría de
Relaciones Exteriores, luego enviada a las autoridades del país donde
se halle el requerido, acompañada de las evidencias que prueben que
éste se encuentre en tal o cual punto específico. Si procede, con base
a los tratados vigentes, se enviará al Departamento de Justicia donde
se estudiará nuevamente y de ser conducente, se nombrará a un fiscal
para que convenza a un juez de que ordene a la policía que busque al
inculpado, lo localice, lo aprehenda y hasta entonces comenzará el
proceso de extradición, que puede tardar meses o años, según
interponga recursos el inculpado.

Fácil, sencillito y rápido ¿no?

En ese orden y dentro de una lógica simple...¿Por qué la Procuraduría
General de la Republica supuestamente lo quiere extraditar, sin
siquiera haberlo ubicado?

El viernes 19 de este mes, el procurador interino, ALBERTO ELÍAS
BELTRÁN, dizque obligado por la presión de la opinión pública, anunció
que presentaría tres órdenes de aprehensión con fines de extradición,
contra el ex gobernador de Chihuahua CÉSAR HORACIO DUARTE JÁQUEZ.

Pero resulta que, como presumiblemente no sabe dónde está, ni siquiera
quiso precisar ante quien haría esa petición, además de que hay un
pequeño problemita, ya que la ley no permite que se anuncie una orden
de extradición antes de cumplimentarse la captura, pues se afecta la
secrecía de la investigación.

Pero ya antes la PGR, todavía en manos de RAÚL CERVANTES ANDRADE, se
encargó de alertar al ex mandatario chihuahuense de que irían por él.

En septiembre del pasado 2017, el lenguaraz de SANTIAGO NIETO
CASTILLO, entonces todavía titular de la FEPADE, informó que la PGR
solicitaría la formal extradición de DUARTE JÁQUEZ, por su vinculación
sobre el desvío de 200 millones de pesos del gobierno del estado para
financiar campañas del PRI.

Desde entonces, tanto JAVIER CORRAL JURADO, gobernador electo de
Chihuahua, como las autoridades de la PGR, estaban más que ciertas que
CÉSAR HORACIO se hallaba en la ciudad de El Paso, Texas, en la Unión
Americana.

Ya para esas fechas, reportes de Inteligencia habían establecido
cuando menos tres de sus mansiones en ese sitio.

La más popular y conocida por todos sus amigos políticos, por sus
rimbombantes festejos, se localiza en el exclusivo fraccionamiento
residencial The Retreat at Sky Island, en Crimson Cloud Ln No. 343, a
nombre de su esposa, BERTHA GÓMEZ FONG; la segunda se encuentra en el
6476 de Snowheights y la tercera, en el número 7741 de Oak Landing,
ambas a nombre de nombre de RAÚL FERNÁNDEZ MORENO, uno de sus
prestanombres.

Esta última residencia es conocida como "La Casa Blanca", por su color
y opulencia.

Esas casitas, están valuadas en más de un millón de dólares.

Sin embargo, en ese tiempo no hubo ninguna solicitud, como ahora. Hubo
anuncios que más bien parecieron llamadas de alerta para ponerlo sobre
aviso.

¿Y sabe usted quién tenía que haber hecho el pedimento en septiembre
del año pasado? ¿Y quién ahora?

Efectivamente, la Subprocuraduría de Asuntos Jurídicos e
Internacionales de la PGR, a cargo de ELÍAS BELTRÁN, que sigue en el
mismo puesto, pero ahora con doble responsabilidad, al ser el
encargado de despacho de la PGR.

Sin embargo, lo cierto es que CÉSAR HORACIO no ha sido molestado ni
siquiera con un citatorio, aunque eso sí, CORRAL JURADO ya anunció,
otra vez dando la voz de alerta, que no serán 10, sino 15 las órdenes
de aprehensión en contra de CÉSAR HORACIO, por parte de la Fiscalía
del Estado.

¿Habrá realmente voluntad para siquiera cumplimentar una sola?***HAY
PLUMAJES QUE CRUZAN EL PANTANO...¡Y LO MANCHAN!***AU REVOIR.

joebotlle@gmail.com