¡40 AÑOS DE PRISIÓN A KARLA TERESA BLANCAS PIZAÑA!

thumbnail karla blancas pizana 03

STAFF SOL QUINTANA ROO

Una penalidad de 40 años podría ser la sentencia para Karla Teresa Blancas Pizaña por el delito de Homicidio y con una pena aún mayor para la hermana, Luz Gabriela Blancas Pizaña, quien llegaría a los 50 años de prisión en caso de que el juez las sentencie culpables, pues a esta última se le estaría juzgando por homicidio calificado.

UNA SITUACIÓN JURÍDICA EXTRAÑA, SENTENCIA SERÁ DISTINTA PARA AMBAS

Sin menos cabo de la presunción de inocencia para cada una de ellas, si la hipótesis que las hermanas Karla Teresa y Luz Gabriela fueron las autoras intelectuales del homicidio del esposo de la primera de estas, Marco Aurelio Gutiérrez Vélez, la ley tendrá por si misma que sentenciarlas de manera distinta, siendo menos rigurosa con la esposa del ahora occiso, toda vez que el artículo 88 del Código Penal del Estado de Quintana Roo menciona que al que dolosamente prive de la vida a su cónyuge se le impondrán de 20 a 40 años, sin embargo la relación de Luz Gabriela con su difunto cuñado no era en línea recta y por el modus en que se realizó la situación, esto pasaría a analizarse como lo marca el artículo 89 en relación al 106, el cual señala Homicidio Calificado, el cual tiene como penalidad de 25 a 50 años de prisión.

LA HISTORIA DEL CASO

El 24 de marzo del año 2017, Karla Teresa Blancas Pizaña se comunicó al número 911 donde dijo que al llegar a su domicilio había encontrado en un charco de sangre a su esposo, Marco Aurelio Gutiérrez Vélez, al parecer ya sin vida, algunas cosas movidas, por lo que solicitaba el auxilio de las autoridades, por ese motivo se inició la carpeta de investigación con número único de caso FGE/QR/ OPB/03/1452/2017, en este momento Karla Blancas tenía la figura jurídica de victima u ofendido, parecía que estaba colaborando con las autoridades para el esclarecimiento del caso, pero en las investigaciones las cosas no cuadraban muy bien, en el inventario de las cosas todo estaba completo, no habían robado nada, la puerta no estaba forzada.

Los autores materiales del homicidio, no contaron con el hecho que los vecinos tenían cámaras de vigilancia, al entregar las grabaciones de estas, se pudo detectar un vehículo que se había estacionado fuera de la casa de la familia Gutiérrez Blancas, se rastrearon las placas de dicho vehículo y el propietario fue uno de los primeros en soltar la información, dijo que solo llevó al autor material del caso, pero que quien los había contratado había sido Luz Gabriela y Karla, un pago para el ejecutor y uno menor para el transportador, de igual forma, en un cateo apareció la llave de la casa de Karla Blancas con la que se había ingresado al domicilio y fue cuando el caso dio un giro de 180º , ahora la fiscal del ministerio público que dirigía las investigaciones tenía muy claro el escenario, Karla Blancas pasaba su calidad de victima u ofendido a imputada, lo que el sistema penal anterior decía, presunta responsable.

Con los nuevos datos de prueba y con todo lo levantado hasta ese momento, la fiscal del ministerio público, Lic. Estela Labastida Rodríguez, procedió a solicitar una orden de aprehensión en contra de Karla, misma que se le autorizó y posteriormente ejecuto el 5 de abril del año 2017, Karla fue detenida y puesta a disposición del juez penal oral, donde su defensa solicitó la duplicidad del término constitucional hasta por 144 horas, los cuales se respetaron y finalmente e vinculó a proceso el día 11 de abril de 2017 por el delito de homicidio.

De igual forma, de las investigaciones que se realizaron, el ya referido transportador del autor material, había dicho que Luz Gabriela era la que los había contratado, por lo que la astuta fiscal; Lic. Estela Labastida, procedió a pedir la sábanas de llamadas, entiéndase así al historial del número de Luz Gabriela y todo coincidía, las comunicaciones entre los autores intelectuales con los materiales era real, por lo que en la misma situación se procedió a pedir una orden de aprehensión contra Luz Gabriela, la cual se fue prófuga pero detenida en agosto de 2017 y por ende vinculada a proceso por el delito de Homicidio calificado el 2 de septiembre de 2017.

LA FÍSCALIA, LOS ABOGADOS DE KARLA Y LA PÍRRICA DEFENSA

Cuando fue detenida Karla Blancas, el despacho de Gabino Andrade fue el encargado de atender su defensa, al menos en la audiencia inicial, donde se lleva a cabo las etapas de imputación, vinculación a proceso y determinar las medidas cautelares, pero antes de ello, el despacho procedió a realizar una rueda de prensa, convocó a los medios de comunicación e intentando atraer su interés en dos sentidos señalaron que esto era un error, buscó que se pretendiera objetar el trabajo realizado por la fiscalía, en la realidad, de manos de la Lic. Estela Labastida, una abogada penalista que hasta ese momento había sido muy pulcra en el manejo de la investigación, no había soltado la carpeta de investigación, no le perdía la vista, era un compromiso más ético que moral, las propuestas y tentaciones habían sido llevadas, pero con un historial de más de una década en la fiscalía sin ninguna observación más que el tatuaje de la dependencia en su currículum y un sinfín de certificaciones, su trabajo dio frutos, el juez vincularía a proceso a Karla, con los documentos y pruebas que se tenían, la defensa solo metió una pericial de criminalística, un peritaje dogmático carente de actualización teórica, no tirarían lo investigado, al menos en este caso.

Después de eso se decretó 6 meses para realizar la investigación complementaria, el despacho de Gabino Andrade fue despedido, contrataron ahora al del Lic. Raúl Ojeda, se fueron a la etapa intermedia, los tiempos procesales para ofrecer pruebas es la que estaba en puerta, pero con un mal manejo del asunto, sin aportar gran cosa a la defensa de Karla Blancas, el despacho de Raúl Ojeda se vio gris, en vez de ayudar perjudicó, de manera repentina abandonaron las audiencias y finalmente el juez los revocó, si le pagaron, solo fue por nada, la defensoría hubiese hecho un mejor trabajo.

En la actualidad, nos dicen que el encargado de llevar el asunto es el despacho del Dr. Baldomero Mendoza, los cuales ya agarraron el proceso judicial de Karla encaminado, minado de etapas que tal vez, no pueda recuperar, no se señala si es bueno o malo el abogado, se señala que hay momentos procesales en donde ya no se puede aportar gran cosa, se sabe que quisieron aportar pruebas y estas les fueron desechadas a los defensores, al momento de llegar el ultimo despacho tuvieron que presentar una apelación para su admisión y se está a la espera de la resolución de este recurso para que se fije fecha para la audiencia de juicio penal oral, será algo fascinante, una gran historia para la ciudad y talvez para los precedentes jurídicos.

Los costos de los 3 despachos que han atendido y atienden a Karla Blancas Pizaña son algo onerosos, por no decir caros, se especula de algún funcionario público o ex funcionario con mucho dinero que pudiera estar patrocinando a los defensores, el vínculo de Karla Blancas con Félix González y Roberto Borge es sin duda otra historia muy compleja pero deja a muchos con dudas que el tiempo se encargará de resolver.