AMPARO MAL FUNDADO PUEDE DEJAR FIRMES LAS NOTARÍAS ENTREGADAS POR BORGE

Juridica

*Juzgado de distrito le sobresee amparo al consejo directivo de notarios.

STAFF SOL QUINTANA ROO

A finales del sexenio pasado, el gobernador saliente (actualmente preso en penal de Morelos) decidió otorgar 32 notarias públicas, algunas con fines políticos, pagos de favores, una que otra por los vínculos empresariales (vendidas) y tal vez unas cuantas, por la trayectoria del ahora nuevo notario, lo cierto es, que en la persona que recayera la nueva patente de notario sería un Licenciado en Derecho, ya que este es un requisito Sine Quanon (a fuerza). Revertir esta situación sin duda no sería una tarea fácil toda vez que los ahora notarios conocen de derecho y de los procesos que debieron cumplir para la obtención de esta patente, es de dominio público que las notarías valen unos cuantos millones de pesos.

Al término del sexenio pasado, donde se evidenciaron los excesos cometidos por el ex gobernador y su círculo más cercano, un grupo de notarios, bajo el CONSEJO DIRECTIVO DE NOTARIOS DE LA ENTIDAD, dirigidos por Miguel Mario Angulo Sala, Ligia Minerva Mendoza, Susana Ramírez, Janine Regalado y Javier Rivero, decidieron ampararse contra la entrega de las notarías que van del número 91 a la 123, para ello, promovieron el amparo 1267/2016 ante el juzgado tercero de distrito de Quintana Roo.

Esta demanda de amparo fue para reclamar del gobernador del estado, secretario de gobierno y director general del periódico oficial; 1.- La omisión de expedir decretos de creación de las notarías públicas de la 90 a la 123 y las convocatorias para los interesados en ocupar esas notarias, 2.- La omisión de Publicar el decreto y convocatoria citados en el periódico oficial del estado, 3.- La falta de notificación al consejo de notarios del estado para integrar jurado que examinaría a los concursantes que pretendían obtener la patente de las referidas notarias públicas, así como los efectos y consecuencias.

La demanda de Amparo fue admitida a trámite, el Consejo Directivo de Notarios solicitó ampliar su demanda, sin embargo, primeramente, le fue negada y después aceptada tras interponer un recurso de queja, el primer revés jurídico lo tuvieron cuando el juzgado de distrito señaló que la notaria con número 103 no fue concursada, por ende, no se había otorgado la patente correspondiente y no ha lugar ningún efecto jurídico solicitado o acto reclamado.

INEXISTENCIA DE LOS ACTOS QUE DEMANDARON

De las supuestas omisiones reclamadas por parte del Consejo Directivo de Notarios, fue por la expedición de los decretos de creación de las notarías 90 a la 123, así como de no haber publicado las convocatorias por parte del gobernador del estado, secretario de gobierno y del director del periódico oficial, sin embargo, los responsables al contestar los informes al juzgado de distrito, negaron todos estos actos dentro de sus esferas jurídicas, además, aportaron copias certificadas con las documentales que si siguieron estos lineamientos, mientras que la parte quejosa (Consejo Directivo de Notarios), no lo hizo.

Por lo que refiere al acto reclamado consistente en la falta de notificación al consejo de notarios para integrar el jurado que examinaría a los concursantes de notarios, este acto fue negado por la secretaria de gobierno y señaló además, con documentales dirigidas al titular del consejo de notarios, las misivas donde se le hacía sabedor de lo que hoy se quejaba, situación que no pudo ser controvertida en ningún momento por los quejosos.

De igual forma, de los informes que se siguieron rindiendo se logró identificar que la licenciada Marianela Peyrefitte, en su carácter de integrante del consejo de notarios, fungió como jurado en la etapa de evaluación para obtener las notarías de la 91 a la 123 contrario a lo señalado por los quejosos, por lo que se logró analizar que dicho consejo si conocía de lo que se pretendía otorgar.

Finalmente amable lector le comento que la finalidad del amparo era para que la justicia federal pudiera resolver y dar marcha atrás la entrega de las patentes de notarios, sin embargo, un mal planteamiento en cuanto a los actos reclamados por parte del consejo directivo de notarios (parte quejosa), provocó que el juzgado tercero de distrito sobresea este amparo y por tanto los decretos de creación de las notarías públicas de la 91 a la 123 estén firmes, a excepción de la 103 que nunca se concursó y, solo, se pudiera otorgar el amparo a los promoventes por el hecho que la Secretaria de Gobierno no les haya comunicado la expedición de las patentes en términos del artículo 34 de la ley de notariado del estado.

Es importante señalar, que el consejo directivo de notarios tiene como función recopilar los datos referentes a las notarías del estado para la formación de la historia del notariado de Quintana Roo, el estudio de su situación y su proceso evolutivo, así como para proporcionar la información que al respecto se le solicite en relación a as notarias de esta entidad, por ello, notificarle la creación de las notarías es importante y eso se lo reconocen en los resolutivos del amparo, pero no así el hecho de la creación y la forma en que se concursaron las patentes, ahí si LE DIERON PALO, ya que no acreditaron la afectación directa al crearlas, ni que se hayan omitido realizar los procesos conforme a derecho, siendo aún desestimada su demanda por no haber sustentado su dicho y en cambio el gobierno actual si demostró que la institución lo realizara.

Todavía quedan días para que el Consejo Directivo de Notarios del Estado promueva un recurso en contra de este resolutivo judicial, pero por la forma en que fue planteado, es mejor entender que las notarías entregadas en el gobierno pasado, están más sólidas que nuestros mares y lagunas, ¿no lo cree así amable lector?.

¿Qué es el Sobreseimiento?

El sobreseimiento, es un tipo de resolución judicial que dicta un juez o un tribunal, suspendiendo un proceso por falta de causas que justifiquen la acción de la justicia. Habitualmente es una institución del derecho procesal penal.