Banner
Banner
Banner
Banner

jueves, 24 enero 2019

Rafael Loret de Mola

DESAFÍO

  • PDF

rafael loret

*SEGUIMOS EN LÍNEA

*EL FÚTBOL ASESINO

Por Rafael Loret de Mola
- - - - - - - - - - - - - -

En 2017, los torpes asesores de la cúpula del poder creyeron que sería adecuado, para hacer resplandecer a sus patrones bajo las candilejas de la popularidad, expulsar a la sociedad civil de las labores de rescate y después pretender administrar, a la brava, las donaciones y los transportes rebosantes de ayuda de los mexicanos de distintas entidades hacia las zonas de desastre, como ocurrió en Morelos para la desgracia política del afanoso esposo de la señora Elena Cepeda, el gobernador saliente Graco Ramírez, uno más de los mandilones incapaces de poner el orden, siquiera, a su alrededor personal. (Y éste, de modo alguno, es un comentario misógino sino un señalamiento en pro de la verdadera igualdad y, en este caso, el respeto al voto de la ciudadanía sin destino hacia la dama sino al protagonista miserable).

A pocos días de la tragedia, cuando marinos y militares –algunos heroicos, debe decirse, porque son carne y uña del pueblo aun cuando no lo defiendan, como quisiéramos, al recibir órdenes de sus respectivos mandos en plena confusión de lealtades: recuérdenlo, primeo está México y éste no es su gobierno sino quienes deberíamos ejercer, siempre, la soberanía popular. Ahora hay quienes se ponen medallas que les llevarán al ardor del inframundo en donde les serán arrebatadas.

El señor peña creyó que bastaría visitar las comunidades devastadas –este año no lo hizo sin mirar siquiera las catástrofes por inundaciones en Sinaloa, Sonora y Chihuahua- y simular que subió cajas de ayuda, al lado de su "gaviota", a un camión sin percibir que se videofilmó la escandalosa puesta en escena con él mismo colocando las cámaras y prohibiendo –lo que no pudo lograr- que a través de celulares se exhibiera la farsa. ¡Qué pesar tan grande contar con el "presidente selfie", al sur de donde manda "el mandatario twittero" y al norte del "rey de la parodia política" de Guatemala! Vaya destino cruel nos ha dedicado el presente.

Ni qué decir de quienes asaltaron una caravana con ayuda para los infelices que lo perdieron todo, violaron a una chica y se llevaron los víveres con escarnio absoluto para la nación en tierras de Morelos. Este es el México negro en donde también es posible edificar sin permisos y materiales baratos sin que nadie responda después por los derrumbes y, sobre todo, por las muertes de tantos cientos de mexicanos, algunos de los cuales apenas habían pagado dos meses de rentas en uno de esos rascacielos que esconden las complicidades más oscuras, por ejemplo con el ahora senador y entonces falsario "presidenciable" Miguel Ángel Mancera Espinosa.

No merecemos los mexicanos vivir en este drama inmenso... a menos que la cobardía nos haga bajar la guardia, pasada la emergencia, para posibilitar el suministro de la llamada "medicina del tiempo", como llamaba Alfonso Martínez Domínguez a la amnesia colectiva como elemento sustantivo de la política manipuladora y rastrera. En el presente ya rebasamos todos los límites de la decencia y el responsable principal es uno solo, quien habita la residencia de Los Pinos. La impunidad, señor presidente electo, no permitirá ninguna lucha contra la corrupción; sería una farsa.

LA ANÉCDOTA

Mientras el enajenado anaranjado, el "pato" Donald Trump –cuya figura ya aparece en el "Hall of Presidents" de Disneylandia, según me dicen, hablando serenamente lo que es tan falso como la cera o la robótica que envuelve a los muñecos-, confronta a todo lo que se mueve, los jugadores de fútbol americano, deporte al cual no soy afecto por su origen y violencia –ésta sí, no la que se atribuye a la tauromaquia-, se arrodillan al escuchar su himno para protestar contra el racismo.

Y, curioso, ahora sí se habla, cada vez más fuerte, de la enfermedad descubierta por el célebre médico nigeriano, Ben Omalu hace doce años –en 2002-, y nombrada ETC –algo así como encefalopatía traumática crónica-, por las afectaciones derivadas de los brutales golpes en el cerebro de los futbolistas. Ninguna fama, ningún dinero, justifican la lenta muerte de los protagonistas.

Trump se mete con ellos sin contemplaciones, apoyando de hecho a los racistas inmundos, y obligando a los dueños de los clubes a someter a los mismos a un régimen de opresión tan o más grave que en los años anteriores a la gran marcha de Martin Luther King en la década de los sesenta del siglo pasado. Un retroceso brutal, fascista, que debería obligar a los jefes de Estado, cuando menos, a una protesta similar a la que han lanzado contra el venezolano Nicolás Maduro Moro con tal de no verse excluidos de los favoritos de la "grisácea" Casa Blanca. Hitler le aplaudiría.

Nada más por llevarle la contraria al anaranjado, me propongo ver los juegos de Americano sin olvidarme que quienes participan en ellos van muriéndose en cada encuentro, poco a poco, cual si se tratase de enfermos por cáncer.
- - - - - - - - - - - - - -
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.

DESAFÍO

  • PDF

rafael loret de mola 1


*Mitos Destructivos

*Juniors al Asalto


POR RAFAEL LORET DE MOLA
- - - - - - - - - - - - - - -

El escepticismo es tanto entre los mexicanos que se tiende a negar algunos hechos históricos, sospechar de otros y, en cambio, aceptar como buenos los relatos que los degradan. Así, se habla de mito guadalupano y se le liga a una virgen de Extremadura –de donde provienen los invasores de nuestras tierras-, sita en el Convento llamado de Guadalupe y muy parecida a la del Pilar de Zaragoza: negra y con una larga túnica impregnada de estrellas. Es como si se pretendiera socavar la fe y las creencias de nuestro pueblo para hacerlo, cada día, más manipulable. Y lo digo sin entrar a la polémica sobre la autenticidad de la tilma de Juan Diego, elevado a la Santidad sin precisarse su origen ni su patronímico.

De igual manera, hace unos días, al iniciarse las fiestas de la patria con la liturgia en honor a los Niños Héroes de Chapultepec –es obvio que no fueron los únicos; se estima que perecieron aproximadamente 700 mexicanos entre cadetes del Colegio Militar y miembros del ejército ante la andanada inmoral y aviesa de los estadounidenses-, no faltaron quienes se empeñaron en negar la epopeya de Juan Escutia, cuya leyenda dice que se arrojó con la bandera hacia un risco alejado de la zona de batalla, porque no se tienen testimonios fieles sobre ello; pero tampoco se cuenta con pruebas de lo contrario y es esto lo que induce a creer en una u otra versión según convenga.

También se duda sobre el contenido del célebre "Grito de Dolores" sobre todo en cuanto a si el padre de la Patria, Miguel Hidalgo, gritó o no: "¡Muera el mal gobierno! ¡Mueran los gachupines!" Lo segundo molesta rabiosamente a los descendientes de algunas prósperas familias hispanas, quienes fincaron sus fortunas gracias a la esclavitud a la que sometieron a sus servidores y se sienten mexicanos a la hora de celebrar el júbilo independista sin asomarse al hecho histórico de que los perdedores, tras tres siglos de coloniaje, fueron sus ancestros, a quienes se expulsó a patadas luego de un torpe intento de recuperar el amplio territorio nuestro pocos años después de la entrada de las columnas trigarantes a la Ciudad de México.

Sobre lo anterior, curiosamente, no se ha establecido ningún mito hasta ahora. La historia de hoy pretenden seguir escribiéndola quienes se dicen "conquistadores" del pasado. Y ni siquiera nadie se ha molestado en la revisión histórica necesaria, con estudiosos de todos los signos políticos, para no caer en los absurdos, como los de atesorar juntos, en el Monumento a la Revolución –que debió ser Palacio Legislativo siguiendo la arquitectura del Capitolio y el Congreso de La Habana-, los restos de los caudillos posrevolucionarios que se mataron entre ellos. Menos mal que al gran Zapata lo enterraron en Cuautla, Morelos, no muy lejos de donde cayó el enorme rebelde libertario.

Los mitos, desde luego, tienen a un siniestro fin: el ocultamiento de la verdad da origen a las justificaciones de la siniestra aristocracia moderna, vigente y lista a encaramarse al nuevo gobierno mediante pactos soterrados con Alfonso Romo Garza, cuya derrota, el pasado primero de julio, todavía no se ha consumado. El seguimiento de la historia depende solo del presidente electo.


La Anécdota

¿Tiene alguna autoridad moral Enrique de la Madrid, hijo del expresidente del mismo apellido –uno de los peores- y secretario de Turismo por las inclinaciones de peña a este grupo de perversos que encabeza Emilio Gamboa Patrón? El hijo de –quisiera escribirlo pero empieza con "ch"-, este sujeto execrable, Pablito, es ahora diputado federal porque evitamos que pretendiera robarse la gubernatura de Yucatán y no alcanzó siquiera una candidatura, frenado por la cacique en decadencia, la ladrona Ivonne Ortega Pacheco, sobrina, a su vez, de Víctor Cervera, ya extinto y rehén permanente de Xibalbá, el inframundo de los mayas.

Pues bien, la votación masiva de julio pasado privó a los abyectos Yunes de mantener, como si fuera una ínsula particular, el gobierno de Veracruz; pero no fue suficiente para sacar de Puebla, como merecen, a los huachicoleros Moreno Valle, mafiosos de primera línea, aunque es tiempo de que el TRIFE intervenga y les ponga un alto. Todavía se puede. ¡No al fraude electoral en Puebla!

Hay espacio aún: el nuevo gobernador, no gobernadora, entrará en funciones hasta el primero de febrero de 2019. ¡Pongamos fin a la aristocracia!
- - - - - - - - - - - -
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.

DESAFÍO

  • PDF

rafael loret de mola 1
*Los Intocables Ríen

*Señoritas Habladoras

Por Rafael Loret de Mola
- - - - - - - - - - - - - -

¿Alguien habló, hace menos de seis años, del fin de los "intocables" en México? Por supuesto, no es referencia a los indómitos policías de Chicago que pusieron el cerco para atrapar al célebre Al Capone por evasión fiscal y no por sus sonados crímenes? Esto significa que la impunidad, al fin y al cabo, terminó por imponerse. Pero, me suena la voz de uno personaje de altos vuelos repitiendo que confiáramos en él porque no permitiría el brutal desequilibrio en la justicia entre los amigos protegidos y hasta estimulados y los demás, reos de las persecuciones y las amenazas, algunas de ellas consumadas.

Ya he dicho, pero viene de nuevo a colación por el inmovilismo preocupante de un sector de nuestra sociedad y un gobierno plagado de funcionarios ávidos de enriquecerse más rápido que los narcos para que "valga la pena", y repetido una sentencia cuyo fondo no ha sido siquiera motivo de réplica: hace mucho que los cargos públicos no se pueblan de los mejores egresados de las universidades, mujeres y hombres, porque éstos prefieren rendirse a los atractivos inmensos del sector privado, esto es mejores sueldos, menos fiscalización y menos prensa sobre el mismo. En cambio, los puestos gubernamentales, se supone, son más escudriñados y motivos, por desgracia, de cientos de transacciones soterradas entre los informadores y sus fuentes.

El peor de los maridajes sigue siendo un factor determinante en la orientación de las noticias. Y, como periodista, lo reconozco con vergüenza porque no pocos de los colegas conocidos han extendido la mano para sobrevivir bajo la crisis de liquidez evidente que el secretario de Hacienda niega.

¿Lo percibirán así los esbirros de peña, en su cierre final, como Luis Videgaray Caso, a quien suponía un buen aspirante para el gobierno del Estado de México y ahora se arrellana como presunto procesado si el presidente electo cumple su promesa de combatir a la corrupción en serio tras su ridículo en el estatus de Canciller y antes en Hacienda?

No, no se horroricen ante una verdad que ya no debe ni puede ocultarse. ¿Quiénes vamos a pagar los platos rotos?¿Quiénes ejercemos la crítica y somos cautivos del fisco, sin remedio, enlistados con perversos acentos y escarnecidos por una propaganda que, por fortuna, opera en sentido contrario, esto es para bien?

Menos mal que la ciudadanía ya está muy acostumbrada a las falacias, la maledicencia pública y el cruce constante de amenazas. Es nuestro desagradable modus vivendi, una especie de "cuota" para poder disfrutar, sobre todo en "el mes de la patria", las bellezas de nuestro país tan atenaceado no sólo por el "mal gobierno", como gritaba el Padre Hidalgo, sino por especuladores, neoconquistadores de carretilla y potencias en fase de expansión, de la mano de las reformas peñistas. ¿O nos creemos el cuento de que somos más libres que hace un año? El torbellino nos lleva a las alturas... para destruirnos y reducirnos a escombros.

Cada que reflexiono sobre ello me percibo impotente ante las agresiones cotidianas. Por ejemplo, ¿cuándo va a procederse, de lleno, contra los multimillonarios dueños de la industria de la minería? No me refiero sólo a Germán Larrea –o "di" como primera sílaba-, Mota-Velasco, quien contamina cuanto toca y le produce millones como un rey Midas de las zahúrdas, sino igualmente a los otros dos dueños de compañías perfectamente concesionadas por sus interrelaciones con el poder, entre ellos Carlos Slim Helú, nada menos, y Alberto Baillères González, primero y tercero entre los mayores multimillonarios de México y el primero también líder en el ámbito universal. ¿Puede explicarse tanta prosperidad en tres familias a costa de la injusticia, la impunidad y el blindaje a tres familias con colusiones profundas con el poder público? Si me equivoco, luego de una investigación a fondo, no sólo rectificaré sino sería capaz, por vergüenza, de dejar de ejercer mi vocación. Pido lo mismo para los "intocables".

¿No es sorprendente, por decir lo menos, que las fortunas se reúnan en torno de personajes que presiden compañías en donde cientos, miles de obreros trabajan en condiciones infrahumanas? Es tan obvio que no hay posibilidad de errar ante el señalamiento que distingue a los adinerados de la "prole" y a los intocables de cuantos somos reos de persecución soterrada, a veces, y descarada, en otras. De todo he visto y sufrido en esta viña del Señor.

La Anécdota

Por cierto, ¿no se llama Paulina también, como la heredera de peña, la hija de josé lópez portillo, en cuyo sexenio se dio a cantar como estrella mientras su progenitor anunciaba que defendería al peso en caída inexorable "como un perro"? Hay algunos que incluso compraron sus discos –la mayoría de los forzados oyentes los recibió de regalo-, y hasta consideraron a la incipiente solista una promesa que se esfumó, por desgracia, con el finiquito presidencial de su progenitor. ¿Alguna diferencia con la hijita de "La Gaviota"?

El hecho es que, cada seis años, se nos ofrece el fin de la impunidad y éste no llega; a cambio de ello nada se dice de ciertos proyectos, reformas y obras monumentales, que nos endilgan más allá de la expresión de la soberanía popular en las urnas. Este es un punto en el que reitero porque, sin duda, significa el motivo por el cual las decisiones de esta administración son ilegales de fondo, nulas de origen, porque no cuentan con el aval de la ciudadanía a través del sufragio universal.
- - - - - - - - - - - - - - - - -
E-Mail:loretdemola.rafael@yahoo.com
Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.

DESAFÍO

  • PDF

rafael loret de mola 1

*TERRORISMO DE ESTADO

*¿QUÉ HACÍAS EN 1985?

Por Rafael Loret de Mola
- - - - - - - - - - - - -

Treinta y tres años transcurridos desde los sismos devastadores de 1985 y el primer aniversario de los de 2017, hace apenas doce meses, con un hilo conductor entre los dramas: la negligencia ominosa de las fuerzas gubernamentales, con reacciones tardías primero y con negligencia criminal después respecto a los miles de damnificados, en la Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Puebla, Tlaxcala, Morelos y hasta Tabasco. Pegaron duro y resistimos; lo mismo hubiese sucedido sin gobierno, digamos con la anarquía como guía porque, hasta la fecha, quedan huellas de lo ocurrido hace más de tres décadas y los oficiosos rastreadores de horrores siguen buscando los fondos destinados a quienes lo perdieron todo, en miles de casos hasta las vidas.

Recordamos pero seguimos viviendo en un presente ominoso. Desde 2011 comenzaron a "descubrirse" las fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas, después de un año de la masacre, en ese mismo lugar, que costó la vida de setenta y dos migrantes sin mayores explicaciones oficiales salvo el consabido "llegaremos al fondo" que ni remotamente se toca. Por supuesto, quienes se avocaron a resolver supuestamente los crímenes de lesa humanidad nunca se toparon con los infectos agujeros donde se depositaron los cadáveres. Sólo que les fallaron los cálculos: se encontraron restos de 193 personas en 47 fosas. El negocio de la muerte –de emigrantes desesperados y sin derechos-, se les salió de las manos.

Tamaulipas sigue siendo un narco-estado –muy a pesar de lo que diga el descastado Egidio Torre Cantú quien no fue capaz, siquiera, de poner la menor voluntad para tratar de resolver el misterio prevaleciente sobre el asesinato de su hermano que le permitió al primero escalar el poder sin obstáculos. Y hoy ni quien le finque responsabilidades en una evidente alianza entre Francisco García Cabeza de Vaca, el panista tránsfuga con antecedentes penales en los Estados Unidos, concretamente en Laredo, donde fue fichado por robarse automóviles hace tres décadas.

Y seguimos con otras entidades igualmente dominadas por los grandes capos: Guerrero, Michoacán –desde done el insolente Fausto Vallejo Figueroa lanzó querellas por daño moral que le rebotaron por falsario y pretenso ofensor de la libre expresión-, Veracruz –bajo el padrinazgo de los últimos tres gobernadores, pero sobre todo el más reciente-, Morelos y Oaxaca, entre otras. ¿No es éste un verdadero terrorismo de Estado auspiciado para esconder complicidades mayores y dar cauces a gobiernos preñados por los grandes capos?

No es casualidad que se demuestre que algunos mandatarios, como el saliente de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, hayan ocultado, sin ninguna justificación, la ubicación de varias fosas para evitar, según dice, nuevos escándalos que pudieran estallarles a los mandatarios provenientes del PAN, curiosamente, en la línea azul de la geografía patria que va tiñéndose del rojo de la sangre derramada. Salvo Guerrero, las entidades más afectadas han estado o están gobernadas por Acción Nacional. Ojo con esto. ¿Tal fue el precio para asegurarse victorias electorales con un PRI devastado por el peñismo o la continuidad panista en el poder?

El asunto es por demás delicado. Pero es necesario comenzar a abrir las carpetas.

La Anécdota

El 19 de septiembre de 1985 me agarró en el Campus Irapuato del TEC de Monterrey; el de 2017, en mi departamento de la Ciudad de México. En el primer caso fueron mis alumnos, a quienes recuerdo con enorme cariño, quienes me pusieron en alerta sobre la gravedad del suceso y, delante de ellos, pude comunicarme con mis colegas periodistas para darles instrucciones. Fuimos todos a la dirección del plantel. Luego de cumplir con mi horario, me trasladé a la devastada Ciudad de México.

Tiempo después, el entonces "regente del Distrito Federal", Ramón Aguirre Velázquez, me confió:

--Bueno, se movía mucho mi cama pero no creí que fuera tan grave hasta que me telefoneó de la madrid. Estaba muy asustado.

A veces no comprendo como este país sigue de pie.
- - - - - - - - - - - -
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.

DESAFÍO

  • PDF

rafael loret de mola 1


*Cómo Desestabilizar

*El Deseo de Porfirio

Por Rafael Loret de Mola
- - - - - - - - - - - - - -

Aunque parezca increíble, quienes observan en riesgo sus intereses personales –por ejemplo los dueños de los mayores capitales que surgen de la minería, las telecomunicaciones y la producción de cervezas, no sólo de las plataformas petroleras acaparadas por grupos afines a carlos salinas, también por el mal nacido de Emilio Gamboa Patrón y otros entes de su ralea-, apuestan a que pueden desestabilizar a México, considerando el poder que atesoran supuestamente en riesgo también, en setenta y tres días, los mismos que faltan para la ceremonia de transmisión del Ejecutivo federal. Y, de verdad, vienen preparándose para ello desde hace varias semanas.


Por ejemplo, la guerra intestina en la UNAM entre estudiantes agredidos de todas las maneras posibles –incluso la muerte de una joven activista-, y los inútiles "porros", buena parte de ella "fósiles" que se han rezagado por su inclinación a los vicios, o bien narcomenudistas que acosan a diario –y no pocas veces los hacen caer-, a los muchachos deseosos de aprender incluso hasta en las sombras de las alucinaciones depravadas. No seamos ingenuos para caer en la versión oficial sobre simples enfrentamientos causados por las calenturas de la juventud. No es así.


Precisamente, a pocas semanas de cumplirse el cincuentenario de la matanza de Tlatelolco, cuando la piel vuelve a hervir al calor de los recuerdos y, sobre todo, de la brutal injusticia de la impunidad, se recrudecen las tensiones no sólo en la UNAM sino en otras universidades estatales, como la de Morelia o la de Hidalgo, rehenes de voluntades perversas deseosas de romper con el orden y provocar reacciones en cadena con la única intención de desestabilizar al país y distraer a la opinión pública respecto de la brutal herencia del peñismo que debiera ser juzgado, ya desde ahora, mediante el debido proceso que no es necesario iniciar hasta el primero de diciembre cundo muchos esperan que el Señor de los Cielos –no Amado Carrillo Fuentes, por favor-, descienda hasta la tierra para cumplimentar TODOS los deseos de los mexicanos incluyendo a quienes se sienten embrujados por sus mujeres desatendidas o simplemente ambiciosas. (No faltan los casos como éste en la casa de transición).


Por supuesto, a lo largo de diciembre venidero, las presiones serán altísimas mientras los peña nieto se instalan en una de sus jaujas alrededor del mundo gracias, claro, a la multimillonaria indemnización de Televisa a la célebre "Gaviota", Angélica Rivera Hurtado –sobrina del ex presidente miguel de la madrid hurtado aunque los ignorantes lo cuestionen con insolencia-, burlándose escandalosamente de los mexicanos. ¿Éste es el cambio por el cual votamos?


Por supuesto, el presidente electo ya debe estar enterado de la amenaza que se cierne sobre él. Sobre todo, fíjense bien, después del primer anuncio relacionado con sus promesas de campaña: la no privatización del agua, acaparada por las cerveceras del norte del continente a costa del sacrificio de los agricultores mexicanos, además, claro, de la mordida a la economía de cada hogar. Basta con este antecedente para fincar responsabilidades a peña y sus ladrones lacayos, desde ahora insisto, y sin esperar a que la campana –no la de Dolores- suene al fin para terminar la etapa de pugnas intestinas entre los gobiernos saliente –condenado ya por la historia- y entrante, en vía de acoso.
Estamos en el linde, peligrosamente.


La Anécdota


Tras el fraude de 1988, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, candidato presidencial que fue del Frente Democrático Nacional, reunió a una multitud –más de un millón de personas-, a su alrededor. Fue entonces cuando, al oído, Porfirio Muñoz Ledo le sugirió:

--Tomemos Palacio. Nadie nos detiene y la historia nos entenderá.

Cárdenas se negó para evitar un derramamiento de sangre. Meses después, ya como senador de la República, Muñoz Ledo desayunó conmigo en Sanborn´s de Los Azulejos y me confió este relato concluyendo:

--Espero que no nos pase lo que a Hidalgo en el Cerro de las Cruces; pudo evitar que se prolongara la guerra y ésta duró dieciséis años más.

En el caso actual, las cabezas de Cuauhtémoc y Porfirio siguen en su sitio... pero debieron pasar ¡treinta años!
- - - - - - - - - - -
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
Búsquenos en FACEBOOK con VIDEOS y MENSAJES cada día.