Banner
Banner
Banner
Banner

lunes, 23 septiembre 2019

PLAYA DEL CARMEN, EL GRAN PICADERO

  • PDF

Captura_de_pantalla_2019-05-15_a_las_09.25.20.png

*El "mapa geodelictivo" de Seguridad Pública en Solidaridad hay más de 250 centros en donde se expenden y consumen drogas, principalmente mariguana, cocaína y crack, así como pastillas psicotrópicas.

*Hay por lo menos 150 puestos ambulantes que fungen como "módulos de información turística de Solidaridad", pero son en realidad puntos de venta de drogas.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Playa del Carmen.- Hace apenas 20 años Playa del Carmen era considerada por la naciente sociedad adinerada de Cancún como un pueblo en donde se reunían los "mariguanitos", y en donde todo era permitido dadas las condiciones de abandono.

Sin embargo, hoy hay más "picaderos" per cápita que cualquier destino turístico de Quintana Roo.

Aprovechando el río revuelto provocado por la transición de gobierno municipal, en donde el ayuntamiento encabezado por Laura Beristain Navarrete, alcaldesa de Solidaridad, que añora "aquellos tiempos en los que se podía hacer el amor en las playas de Solidaridad sin ser molestado", como lo manifiesta en repetidas ocasiones frente a jóvenes universitarios, los vendedores de droga se expanden más y más.

Entre el libertinaje descontrolado y la parsimoniosa ignorancia del gobierno municipal para frenar la inseguridad y el floreciente negocio de las drogas en Playa del Carmen, el narcomenudeo se disemina por todos los rincones de la demarcación, así lo revelan diversos estudios realizados por Asociaciones Civiles e instituciones encargadas de brindar seguridad a los habitantes del otrora municipio más pujante de Quintana Roo.

Según el "mapa geodelictivo" de Seguridad Pública en Solidaridad hay más de 250 centros en donde se expenden y consumen drogas, principalmente mariguana, cocaína y crack, así como pastillas psicotrópicas; y 150 en donde sólo se comercia mariguana.

Los principales "picaderos" o centros donde se venden drogas pesadas se encuentran principalmente en la zona centro de Playa del Carmen, aunque también en antros y casas improvisadas como "after the party" diseminados en las colonias populosas como el Ejido, Colosio, Villas del Sol, Pescadores, Guadalupana, Misión del Carmen, Forjadores, Nicté Ha, y algunos ranchos cercanos a la cárcel municipal en la zona del ejido.

En las zonas turísticas del municipio de Solidaridad como la Quinta Avenida, la Calle 12 y prácticamente en todos los bares, antros, algunos restaurantes es donde los narcomenudistas tienen presencia para satisfacer el consumo de turistas y locales con mediano poder adquisitivo.

La alarmante cantidad de centros expendedores de drogas en el municipio, es notoria en la Quintana Avenida, en donde operan, por lo menos, 150 puestos ambulantes que fungen como módulos de información turística de Solidaridad, pero son en realidad puntos de venta de drogas.

Además, en la zona centro hay alrededor de 50 centros nocturnos, antros y restaurates-bar en donde también se venden y es permitido el consumo de drogas.

Y es que en Playa del Carmen, conseguir drogas no es problema porque basta abordar un taxi del Sindicato de Taxistas Lázaro Cárdenas del Río para recibir información sobre los principales puntos en donde se puede acudir a surtirse de drogas y entrar al mercado del sexo, ello sin contar las efímeras plataformas de redes sociales en donde el comercio de enervantes y de la carne es pan de todos los días.

En Solidaridad, operan tres cárteles de la droga: El Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel de Golfo y los recién llegados el cártel de Los Rojos, todos ellos tienen presencia criminal en el corredor turístico de la Riviera Maya.

Incluso, los mismos comerciantes de la Quinta Avenida o los funcionarios de fiscalización municipal informan que la Quinta Avenida está divida en tres partes, cada una de ellas pertenece a uno de los tres cártel de la drogas que operan en la demarcación.

Solo por mencionar algunos de los centros de fiesta en Playa del Carmen son el Alux, Diablito Cha Cha Cha, Fruzo Bar, La Bodeguita del Medio; La Ranita; Reina Roja; Tequila Barrel; The Glass Barr; Coco Maya; Fusión; Kool; Mamita's Beach Club; Roof Club Playa del Carmen; Zenzi; Mandala; Palazzo; Legends Sport Bar; La Hueva; Chillys Willys, Divas Bar, Babys, el "Dassan" y "Chica Boom" etcétera que si bien en algunos de ellos sus propietarios no permiten la venta ni el consumo de drogas, el poder del narco se impone por medio de meseros, taxistas, cadeneros, etcétera quienes bajo amenaza se ven obligados a comercializar enervantes.

Y si bien a raíz del ataque a la discoteca "Blue Parrot" que dejó un saldo de seis muertos y 15 heridos, el 16 de enero de 2017 han cerrado sus puertas por lo menos 10 bares y discotecas en donde sin duda se comercializaban drogas de todos tipos, en 2018 se abrieron por lo menos otros 20 centros en donde además de escuchar música, y beber alcohol se expenden enervantes.

Y pese a que la Asociación de Restaurantes de Solidaridad, Quintana Roo ha exigido en reiteradas ocasiones la ayuda de la Secretaría de Seguridad Pública, inteligencia militar, inteligencia naval para poder operar con tranquilidad, lo cierto es que el narco se impone.

Uno de los gremios que están al servicio de los cárteles de las drogas, es el sindicato de Taxistas Lázaro Cárdenas del Río, pues hay muy pocos que no saben o no se comprometen a dar información sobre dónde y cómo comprar drogas en Playa del Carmen. Sin embargo, estudios revelan que tres de cada cinco trabajadores del volante poseen información en torno a la venta de drogas.

Entre tanto, a dos años de la balacera registrada en la discoteca "Blue Parrot", continúa la fiesta en discotecas, centros nocturnos, bares, puestos de comida, lugares que están llenos y muchos de ellos en el comercio ilegal de la drogas.

Pero eso sí, de los agresores del "Blue Parrot" nada se sabe, la Fiscalía General de Quintana Roo aún no ha podido dar un informe detallado y convincente de los trágicos hechos.

Otras de las zonas en donde se comercializa mariguana como si fueran dulces son en las colonias Colosio, Villas del Sol, Pescadores, Guadalupana, Palmas 1, Galaxias 1, Bellavista, Ejido, entre otras, y se tiene conocimiento que hay entre 120 y 150 casas que fungen como picaderos, además de muchas casas abandonadas que de día están vacías pero de noche funcionan como picaderos. Incluso, reportes de policías preventivos municipales revelan que es precisamente en estas colonias en donde han sido sorprendidos fumando la hierva muchos hombres y mujeres jóvenes que han sido detenidos.

Por su parte, el Centro de Integración Juvenil (CIJ), de Playa del Carmen, el acelerado incremento en el consumo de mariguana, cocaína, crack y pastillas psicotrópicas es alarmante, pues en los últimos meses se han quintuplicado el número de pacientes que buscan terapia para dejar el consumo de dichas drogas suaves y químicas.

También es lamentable que entre los consumidores de drogas haya menores de edad de entre los 10 y 12 años de edad.

"Los índices de consumo de cocaína y crack van a subir en general, la famosa "pierda" y especialmente entre los jóvenes, por lo que estamos enfocándonos a la parte de informar a los padres de familia sobre los daños de este tipo de consumo, revela un estudio del Centro de Integración Juvenil de playa del Carmen.

Advierte que por cada uno de estos niños con problemas de consumo de drogas químicas, pueden existir cifras similares dentro de la población en general que no están siendo tratados o canalizados en alguna terapia de rehabilitación.

Escribir un comentario

También te puede interesar: