Banner
Banner
Banner
Banner

viernes, 22 noviembre 2019

AMENAZÓ AL JUEZ... Y A LA FISCAL

  • PDF

 

57411800_1231388577024948_9035123641745932288_n.jpg

La Columna de El Sol

No se le quita: Amenaza a Juez y hasta a la Fiscal Anticorrupción

*De nueva cuenta, Roberto Borge Angulo volvió a amenazar a las autoridades; en esta ocasión, encaró al Juez: "Tengo conocimiento de tu familia y de tu trayectoria", esto con la intención de no ser vinculado a proceso... Pero fracasó.

*En una audiencia anterior, hizo lo mismo, pero en esa ocasión en contra de la Fiscal Anticorrupción demostrando su debilidad mental y miedo de ser sentenciado, perder lo robado y quedarse encarcelado por largo tiempo.

*Junto con el "RBA Team", no sólo saqueó el Estado, sino que además creó empresas fantasma, desvió millones de pesos del erario público y de programas federales, dinero que invirtió en lujos, propiedades y hasta viajes de placer.

 

STAFF SOL QUINTANA ROO

La arrogancia y prepotencia continúan siendo la marca registrada del ex gobernador Roberto Borge Angulo, quien pese a estar encerrado en una prisión de alta seguridad en Ayala, Morelos, no ha perdido su toque, ni mucho menos su ego. No cambia, no se le quita su pedantería y continúa creyendo que es quien manda en el Estado.

En esta ocasión, lo demostró abiertamente. En plena video audiencia amenazó al Juez, tal cual lo hizo en su audiencia anterior donde hizo lo propio en contra de la Fiscal Anticorrupción de Quintana Roo.
Durante la audiencia, Borge Angulo se mostró serio y desafiante, eso ahí en Morelos. En Chetumal, su defensa mostró un rostro fresco y con una sonrisa bien dibujada. Así fue como se dio la amenaza directa, sin miramientos, dejando a todos atónitos.

"Tengo conocimiento de tu familia y de tu trayectoria", dijo sin pensarlo Roberto Borge Angulo al Juez que atendía su caso. Todo pareció una tetra para desvariar la audiencia, para que se perdiera el hilo, con la intención de no ser vinculado a proceso... Pero fracasó.

Sin embargo, este tipo de acciones son comunes en dicho personaje. Ese que cuando era candidato exigió a su secretario privado, Fabián Vallado Fernández, una "muchacha" para pasar la noche en conocido hotel de Xcaret, pero güera. Güera, total.

En esa ocasión, Vallado Fernández sin dinero y queriéndose ganar la confianza acudió a conocido centro nocturno de Playa del Carmen (Chilly Willys), donde se encontró con otro colaborador de Borge, quien le prestó 10 mil pesos para lograr su objetivo.

La chica fue seleccionada entre un grupo de aproximadamente 20 personas. Entre los jueces estaba quien fuera el Jefe de Oficina del Gobierno del Cambio, Miguel Ramón Martín Azueta, quien departía la fiesta acompañado de un par de chicas y bebiendo Champaña.

Esa ya era la vida de Borge. De mandar, de exigir, de obtener lo que quiera sin importarle si hay que robar, extorsionar y simplemente amenazar. Como pasó en Isla Mujeres, donde su papá acudió a encarar a un empresario a quien le dijo: Esta propiedad le gusta a mi hijo, al Góber, me la vendes o simplemente te creamos algo y te la quitamos. Tú decides. Palabras de Roberto Borge Martín.

Anterior a esta audiencia, Borge Angulo había hecho lo mismo, pero en esa ocasión en contra de la Fiscal Anticorrupción demostrando su debilidad mental y miedo de ser sentenciado, perder lo robado y quedarse encarcelado por largo tiempo.

Hoy sin amigos, socios, empleados, y mucho menos partido político está enloqueciendo en la cárcel. No psicológicamente, pero si mentalmente, al no ver la luz para abandonar la prisión en la cual está encerrado por seguir encubriendo a su padrino político, Félix Arturo González Canto.

El dejar de gastar más de medio millón de pesos diario, dinero del pueblo, lo ha mermado personalmente. Junto con el "RBA Team", no sólo saqueó el Estado, sino que además creó empresas fantasma, desvió millones de pesos del erario público y de programas federales, dinero que invirtió en lujos, propiedades y hasta viajes de placer.

Esa formación lo convirtió en un egopodo. En una persona con ideales de superego. Esos mismos que lo mantendrán muchos años en la cárcel y esa misma personalidad que lo único que busca es desafiar, pese a tener el agua hasta el cuello.

Sin embargo, en esta ocasión su actuar no causó revuelo. No asustó, ni mucho menos motivó a caer en desesperación, sino todo lo contrario, fue suficiente para que el Juez lo Vinculara a proceso por el caso VIP-SAESA.

Hoy, está cada vez más hundido, más lejos de abandonar la cárcel, y si muy cerca de ser trasladado al Centro de Inserción Social (Cereso) de Chetumal para ser juzgado por la justicia local.

Escribir un comentario

También te puede interesar: