Banner
Banner
Banner
Banner

jueves, 21 marzo 2019

¡PSICOSIS E INCERTIDUMBRE!

  • PDF

09-MARA-640x424

*Fallan las acciones implementadas por la presidenta municipal de Benito Juárez, María Elena Hermelinda Lezama Espinosa, quien no ha podido controlar la terrorífica ola de ejecuciones: 100 muertes en menos de 3 meses.

*El crimen organizado le está ganando la guerra a las autoridades y ponen en peligro la paz de miles de quintanarroenses que ahora viven en zozobra gracias a las malas decisiones que han tomado sus representantes.

*En enero de 2019, el Semáforo Delictivo encendió los focos rojos en Quintana Roo por el exceso de homicidios, secuestros, extorsión, narcomenudeo, robo a vehículo, robo a casa, robo a negocio, lesiones, violación y violencia familiar.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Cancún.- Salir a la calle para tomarse la fotografía no resuelve los problemas de inseguridad existentes en el primer polo turístico del país, Cancún. Enviar un twitter, subir una información al Facebook tampoco detienen las ejecuciones, los secuestros, la extorsión y el narcomenudeo.

Esas acciones, lo único que crean es una psicosis e incertidumbre entre los miles de ciudadanos que día con día están perdiendo la paz y tranquilidad, que de una u otra forma, las organizaciones criminales "ofertan" y que las autoridades no han podido detener.

Es decir, las acciones implementadas por la presidenta municipal de Benito Juárez, María Elena Hermelinda Lezama Espinosa, han fallado y no han podido controlar la terrorífica ola de ejecuciones: ¡100 muertes en menos de 3 meses!

De seguir con el ritmo las cifras negativas, la administración de "Mara" podría convertirse en la que esté más manchada de sangre. En 2017, durante el gobierno de Remberto Estrada Barba se tuvo un total de 226 ejecuciones.

Hasta septiembre de 2018, antes del ingreso de María Elena Hermelinda a la presidencia municipal de Benito Juárez, se llegó a la cifra 423. Es decir, durante su trienio tuvo que cargar su gobierno municipal con 649 muertes ocasionadas por ejecuciones, sea por ajustes de cuentas.

El crimen organizado le está ganando la guerra a las autoridades poniendo en riesgo la paz de miles de quintanarroenses, quienes ahora viven en zozobra gracias a las malas decisiones que han tomado sus representantes.

Para ejemplificar la actual situación en el municipio de Benito Juárez podemos decir lo siguiente: El pasado 12 de marzo se registró un ataque en la Región 237 que dejó un par de muertos y un lesionado, con lo que se alcanzó el centenar de ejecutados en Cancún en lo que va de 2019.

Esta cifra, se alcanzó al cumplirse los primeros 71 días de gobierno de "Mara" Lezama. Apenas el pasado 26 de febrero, en la localidad, se registraba 80 casos, por lo que en estos últimos 15 días hubo 20 ejecutados.

Cancún tiene un promedio de 1.40 ejecutados al día, cifra que conjugada con el exceso de secuestros, extorsión, narcomenudeo, robo a vehículo, robo a casa, robo a negocio, lesiones, violación y violencia familiar, hizo que en enero pasado el Semáforo Delictivo encendiera los focos rojos en Quintana Roo en 10 de 11 calificaciones. Sólo obteniendo verde en feminicidios.

Pese a todas estas acciones, número y pruebas fehacientes, la presidenta municipal de Benito Juárez insulta la inteligencia de sus gobernados. Recorrer la Fraccionamiento Villas Otoch Paraíso por espacio de unos minutos no resuelve nada.

En vez de seguir haciendo el ridículo sería mejor que la Policía Municipal (la cual por cierto entregó al Estado, específicamente a Alberto Capella Ibarra, secretario de Seguridad Pública del Estado), cumplan con su trabajo, vigilen con rondines continuos y cotidianos las zonas conflictivas y no sólo hagan acto de presencia para la foto.

Patrullajes serios. No con cristales arriba y "enclimados", por eso no escuchan, oyen o se enteran de los problemas o conflictos ciudadanos. Y eso, gracias a que sus "Comandantes" lo permiten, secuentan o simplemente aceptan por ser "jefes" nuevo que no tienen ni idea de cómo funciona la ciudad o la plaza.

Hoy, sin margen de error, podemos decir que María Elena Hermelinda Lezama Espinosa ha fracasado en su gobierno, le ha fallado al pueblo que le entregó su confianza, y eso, en menos de tres meses de administración. Lo barato sale caro y la falta de conocimiento y decisión en las urnas las pagan los ciudadanos.

image 88

Escribir un comentario

También te puede interesar: