Banner
Banner
Banner
Banner

viernes, 22 marzo 2019

TAXIS AÉREOS SAM Y SAA, AERONAVES DEFICIENTES

  • PDF

rafael moreno valle y martha erika alonso jpg 539665225.jpg 539665225

*Las muertes de la ex gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, destaparon la corrupción de los negocios obscuros y accidentes mortales de sus vehículos aéreos

*Servicios Aéreos Milenio y Servicios Aéreos del Altiplano, operan con las mismas aeronaves que se han siniestrado desde 2008 y que han cobrado vidas humanas por su falta de mantenimiento y vehículos descontinuados

*En Quintana Roo dicha compañía, propiedad del ex senador Ricardo Urzúa Rivera y hoy de los hermanos José Antonio y Rafael Torre Mendoza, fueron beneficiados con más de 100 millones de pesos por su renta

*Lineas Aéreas del Mayab S.A. de C.V propiedad de la hermana del ex gobernador Félix Gonzalez Canto, Patricia González Canto y su cuñado el piloto aviador Fernando Quintín Vargas también fueron beneficiados.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México.-La corrupción e impunidad fueron el común denominador existente durante los gobiernos de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, y la muestra más clara es que durante 18 años operaron sin vigilancia las aerolíneas rentadoras Servicios Aéreos Milenio y Servicios Aéreos del Altiplano con aeronaves descontinuadas.

Durante tres sexenios, estas empresas se beneficiaron a costillas del pueblo, gracias a la amistad que tenían con los gobiernos del momento, tiempo en el que sus vehículos aéreos sufrieron diversos accidentes cobrando la vida de varias personas.

Sin embargo, el accidente ocurrido el pasado 24 de diciembre en el que perdió la vida la ex gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, destaparon la corrupción de los negocios obscuros y accidentes mortales de sus vehículos aéreos.

Es decir, dicha empresa del ex senador Ricardo Urzúa Rivera, y hoy de los hermanos José Antonio y Rafael Torre Mendoza, fue beneficiada sólo por los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo con más de 100 millones de pesos por la renta de sus aeronaves.

Incluso, esta misma empresa fue la que otorgó el "servicio" al Borge Angulo durante su campaña a la gubernatura y uno de sus aviones, en 2010, fue precisamente el que se desplomó en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, en donde perdieron la vida nueve colaboradores del ahora ex gobernador.
Fue el mismo Borge Angulo quien diera a conocer que la aeronave pertenecía a Servicios Aéreos Milenio, propiedad del entonces Ricardo Urzúa Rivera, ex compañero de bancada de Félix González Canto.

Con esos vehículos obsoletos en el aire, los ex funcionarios y amigos de ambos ex gobernadores quintanarroenses realizaron millonarios viajes en el país y el extranjero, puesto que durante su gestión beneficiaron a más de una veintena de empresas que recibieron más de mil millones de pesos por los taxis aéreos.

Por estos actos, varios ex colaboradores de Borge Angulo han sido detenidos y llevados a declarar por irregularidades en el manejo de los dineros de Quintana Roo y por beneficiarse de manera directa a los "amigos".

En Quintana Roo, los negocios los hicieron al través de la paraestatal VIP Servicios Aéreos Ejecutivos S.A. de C.V. (VIP Saesa), la cual contrató empresas para rentar taxis aéreos, entre ellas Servicios Aéreos Milenio S.A. de C.V., a la cual favoreció con 101.2 millones de pesos. Siendo esta, una de las empresas que no tenían firmados contrato alguno con la paraestatal.

En la misma situación operaron Aerotaxis Villa Rica S.A. de C.V. y Aero JL S.A. de C.V., quienes en su totalidad fueron benefiiadas con alrededor de mil millones de pesos; eso sin dejar fuera de la lista a Aéreas del Mayab S.A. de C.V, quien se adjudicó 9.6 millones de pesos.

Todas las empresas son "conocidas" directas del ex gobernador Félix Arturo González Canto, sobre todo ésta última, que fue constituida por su hermana Patricia González Canto y su cuñado el piloto aviador Fernando Quintín Vargas.

En Quintan Roo durante 11 años los taxis aéreos fueron el fuerte de los tres últimos ex gobernadores (Joaquín Hendricks, Félix González y Roberto Borge) y su VIP Saesa su "paradero". Sus lujos fueron interminables que hasta para viajar de Chetumal a Bacalar (44 kilómetros) lo hacían en helicóptero o en avioneta.

Sin embargo, con tal de desviar millones de pesos y beneficiar a los "amigos" contrataron vehículos inservibles, defectusos o faltos de mantenimiento y tuvo que haber un par de muerte de políticos de élite para que el mundo viera la realidad.

Porque en 2008, ‪el 11 de enero‬ para ser más exactos, un helicóptero con matrícula XC-JDC se desplomó en la Sierra Norte poblana, donde murió Patricia Rossano, esposa del entonces secretario de Gobierno de Puebla, y aunque la aeronave era del gobierno estatal el mantenimiento estaba a cargo de la empresa SAM.

Otro caso, ocurrió el 4 de agosto de 2009, cuando un helicóptero Bell, modelo 407, matrícula XA-VGT, propiedad de SAM, aterrizó de emergencia en el Astapa, Jalapa, con el entonces gobernador de Tabasco, Andrés Granier.

En junio de 2010, un avión Cessna Caravan, matrícula XA TWK se estrelló en Felipe Carrillo Puerto, donde murieron 9 colaboradores de Roberto Borge, entonces candidato a gobernador de Quintana Roo.

Escribir un comentario

También te puede interesar: