Banner
Banner
Banner
Banner

miércoles, 24 abril 2019

CAPOS DEL DESPOJO, LUIS FELIPE Y LAURA FERNÁNDEZ

  • PDF

0102

*Con la complacencia de Fernández Piña, el terrateniente Luis Felipe Castillo Campos ha desplegado a un grupo de peritos catastrales para buscar las mejores tierras que tengan algún "callejón" legaloide para apropiárselas.

*El socio de Laura Fernández, Luis Felipe Castillo Campos se ha adjudicado de manera inexplicable de 17 propiedades en los municipios yucatecos de Mérida, UMAN, Progreso y Conkal

*Fechorías encubren con recursos supuestas donaciones, adjudicaciones gubernamentales, herencias, cancelación de gravámenes, etc.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Puerto Morelos.- El terrateniente yucateco Luis Felipe Castillo Campos es el súper asesor y cómplice de la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, tienen planeado apoderarse de vastas extensiones de en el municipio más joven de Quintana Roo.

Su primer golpe fue la simulación de una supuesta compra-venta de 500 lotes de las colonias irregulares "La Fe" y "Tierra Nueva", pero van por más pues entre ambos buscan apoderarse de la comisaría ejidal que tiene reservas territoriales de alta plusvalía.

Pero no sólo eso, con la venía de la reelecta presidenta municipal Laura Fernández, el terrateniente Luis Felipe Castillo Campos ha desplegado a un grupo de peritos catastrales para buscar las mejores tierras que tengan algún "callejón" legaloide para apropiárselas.
Incluso, algunos empresarios, ejidatarios y propietarios de predios prevén que en la siguiente administración de Puerto Morelos proliferen las invasiones, reventas ilegales y despojos de tierras.

Y no es de dudarse, pues en una investigación de Sol Quintana Roo revela que Luis Felipe Castillo Campos tiene sobrada experiencia en esos menesteres de apropiarse tierra que no es suya. Documentos en poder de este periódico en línea, revelan que Castillo Campos cuenta con grandes extensiones de tierra en Yucatán, en donde se ha apropiado por medio del terror, la manipulación, la extorsión, la falsificación y el despojo, así como de acciones legaloides para allegarse de preciados terrenos en estado peninsular.

Sus fechorías, las encubre con recursos supuestas donaciones, adjudicaciones gubernamentales, herencias, cancelación de gravámenes, etc. En un conteo económico de sus propiedades registradas, resulta que posee 17 propiedades en los municipios yucatecos de Mérida, UMAN, Progreso y Conkal, que sumados cuenta con al menos un millón de metros cuadrados.

En Mérida posee seis propiedades entre lotes residenciales y predios rústicos, en UMAN tiene ocho; en Conkal dos terrenazos; y uno en Progreso de mil 500 metros cuadrados, que juntos suman más de 100 hectáreas.

Hay que recordar que también Castillo Campos es el creador de por lo menos ocho empresas para simular sus transacciones, pues no tienen otra actividad, además de que la mayoría de ellas solo aparecen en algunos contratos de compraventa y otros negocios, pero no cuentan con domicilio fiscal en Quintana Roo ni mucho menos en Yucatán, en donde supuestamente tienen origen.

Las empresas Luis Felipe Castillo Campos son Constructora Inmobiliaria Construye S.A. de CV, Constructora Inmobiliaria Campos Panchos S.A. de CV., Fábrica de Terrazos Bloques del Sureste S.A. de C.V., Fábrica de Agregados y Bloques del Sureste S.A. de C.V., Asfaltos y Emulsiones Peninsulares S.A. de C.V., Triturados y Concretos de la Península S.A. de C.V., Constructora Rural y Urbana Sureste S.A. de C.V., y Musa Express S.A. de C.V.

Además este personaje está vinculado a la familia del ex gobernador de Quintan Roo, pues sus nombres aparecen algunos contratos y escrituras. Y otra coincidencia es que la Constructora Rural y Urbana Sureste S.A. de C.V se benefició durante el felixiato con la compra del predio donde se encuentran los asentamientos irregulares La Fe y Tierra Nueva.

Según el título de propiedad número 173, volumen "C", folio 188, acta 223, fechada en la ciudad de Mérida, Yucatán, el 28 de febrero de 2008 realizada ante el notario Luis Silveira Cuevas, el Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública de Quintana Roo (IPAE) les vendió el predio de más de 14 hectáreas en la irrisoria cantidad de 15 pesos el metro cuadrado.

Sin embargo, ahora ocho años después entre Luis Felipe Castillo Campos y Laura Fernández Piña pretenden vender en cerca de mil pesos el metro cuadro de los predios en donde se encuentran las colonias irregulares "La Fe" y "Tierra Nueva", es decir que el empresario beneficiado por los exgobernadores Félix González Canto y Roberto Borge está realizando el negocio de su vida junto con la reeleccionista Laura Fernández.

Este negocio tiene muchas irregularidades, como por ejemplo, presentaron a la empresa Constructora Rural y Urbana Sureste S.A. de C.V, sin embargo, fue dada de baja ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, y tampoco aparece ante el Servicios de Administración Tributaria (SAT).

Además, el pasado 7 de enero, durante conmemoración del segundo aniversario de Puerto Morelos, la presidenta con licencia Laura Fernández Piña anunció ante miles de portomorelenses la regularización de las colonias La Fe y Tierra Nueva, para "otorgar certeza jurídica a 500 familias, gracias al respaldo del dueño de esos predios, Luis Felipe Campos Castillo".

Dijo que con ello el ayuntamiento podrá entonces introducir los servicios de drenaje, agua potable, electricidad y pavimentación sin costo para los habitantes de estos asentamientos. La oficialización del proceso de regularización de las colonias irregulares La Fe y Tierra Nueva, lo comentó hace apenas unos días cuando firmó un convenio con la empresa Constructora Rural y Urbana del Sureste SA de CV de Luis Felipe Campos Castillo.

Sobre los despojos que se han intentado uno y otra vez durante la administración de Laura Fernández ha versiones de la asociación civil "Grupo Punta Brava" quien asegura gente armada llega con escrituras públicas basadas en cédulas catastrales irregulares, otorgadas por el gobierno de Laura Fernández Piña.

Las tierras más cotizadas son las que están en la zona costera del municipio de Puerto Morelos donde se han querido apoderar a la mala de 12 terrenos de diversos tamaños, de entre 400 a 11 mil metros cuadrados en la zona sur del municipio portomorelense, en una zona de alta plusvalía donde el metro cuadrado llega a costar hasta 500 dólares.

Los invasores aseguran que son los dueños de terrenos escriturados y que por años han pagado impuestos. Ha que recordar que el pasado el 27 de noviembre, personas armadas llegaron a ocupar los terrenos presentando cédulas catastrales otorgadas por el gobierno de la alcaldesa ex priista.

Además, el despojo de tierras costeras y alta plusvalía, es una de las principales denuncias contra la administración del ex gobernador Roberto Borge, práctica que sigue vigente.

0304

0507

Escribir un comentario