Banner
Banner
Banner
Banner

martes, 23 octubre 2018

Narco detenido en Chetumal es integrante de una red de distribución de droga en la frontera sur del país

  • PDF

alertas-1.3

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ayer por la noche se realizó la detención de Dioney Rolando MC, presunto operador del Cártel de Sinaloa, quien según una investigación realizada por Sol Quintana Roo, es junto con los otros cuatro detenidos, parte de una red de distribución de droga en la frontera sur del país, bajo el mando del chetumaleño Zurisaday V.M, alias El Zury, quien a su vez trabaja para Roberto Nájera Gutiérrez conocido como La Gallina.

En los últimos años han ocurrido diversos hechos y detenciones relacionadas con grupos delictivos en el estado de Quintana Roo ocasionado por la extensión de las redes de narcotráfico en el país.

Ejemplo de esto es el Cártel de Sinaloa que se ha manifestado en la capital del estado en múltiples ocasiones.

Zurisaday, operador de este cártel, ha sido detenido anteriormente por elementos de la policía.
En el 2012, fue detenido en el Casino Las Vegas, de la Zona Libre de Belice, cuando la Fuerza de Defensa beliceña le encontró armas de alto poder y municiones, drogas, una máscara y variedad de otros artículos, además de aparatos de radio y comunicación que se utilizan para monitoreo y aterrizaje de aeronaves.

En esa ocasión a Zurisaday V.M. se le vinculó con las células del crimen organizado que operan la introducción de droga al país mediante avionetas, las cuales hasta el día de hoy siguen aterrizando en la zona limítrofe y han sido localizadas en múltiples ocasiones.

A pesar de que fue detenido y encarcelado por autoridades beliceñas por casi dos años, procesado bajo cargos de posesión ilegal de armas de fuego, municiones y drogas, en febrero de 2014 un juez de Belice extrañamente le dio el beneficio de pagar fianza para seguir su juicio en libertad.
Sin embargo, no cumplió con presentarse a firmar cada lunes a la corte que lo tenía en proceso, ni a ninguna audiencia posterior, puesto que aprovechó para fugarse a México, de modo que las autoridades beliceñas emitieron una nueva orden de arresto en su contra por violar la libertad condicional.

En junio del presente año, Zurisaday, Mauricio E., y Eder alias, "El Lobo", fueron detenidos por la Policía Estatal Preventiva en un Audy R8 y una camioneta Yukón negra, sin que la corporación haya dado a conocer una versión oficial de los motivos de la detención ni de por qué solamente los consignaron a la cárcel municipal por faltas administrativas.

Estos fueron trasladados a las instalaciones de la PEP, sitio que inclusive fue resguardado por elementos de la Secretaría de Marina (Semar); sin embargo, tras la detención extrañamente no se procedió a alguna consignación ante las autoridades ministeriales federales o estatales por armas de fuego o droga, sino que enviaron a los detenidos a la cárcel municipal, a la que ingresaron por "no ebrio y hacer caso omiso a la autoridad". Horas más tarde, los tres salieron libres con el supuesto pago de multas.

Días más tarde, una orden de cateo fue liberada por un juez administrador del Centro de Justicia Penal Federal del Estado de Quintana Roo, en la que se supone que a partir de denuncias anónimas fue señalada la existencia de presuntas drogas y armas en una casa ubicada en el fraccionamiento Residencial Andara.

Autoridades ingresaron a la residencia donde revisaron en cada rincón sin hallazgo alguno. El empresario Jonathan Barragán afirmó ser habitante de la casa por lo que el personal de la PGR reconoció haberse equivocado con el cateo.

De la misma forma, versiones extraoficiales señalaron que el domicilio que realmente ocupó el narcotraficante Zurisaday V.M. en el fraccionamiento Andara queda justo enfrente del que fue cateado, pero fue vaciado desde el día anterior, luego de que había recuperado su libertad tras la detención de la Policía Estatal Preventiva.

Escribir un comentario