Banner
Banner
Banner
Banner

viernes, 17 agosto 2018

DESVIA ARCILA 30 MDP MÁS, AHORA PARA CAMPAÑAS

  • PDF

arcila

*Urgido en ganar la elección, el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, desvía 30 millones de pesos en campañas proselitistas

*La codicia del legislador panista y las presiones de la coalición "Por México al Frente", son el motor del saque que sufre la mediocre Cámara de Diputados en Quintana Roo

*La mayoría de asesores por los cuales el congreso eroga 13 millones de pesos anuales, andan en campaña con sus respectivos "asesorados"

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.-A más de 30 millones de pesos asciende el desvío que ha realizado el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, a las campañas proselitistas de nueve de sus allegados y alfiles políticos.

Los beneficiarios del legislador panista son los candidatos de la coalición "Por Quintana Roo al Frente" conformada por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Partido Movimiento Ciudadano.

Ellos son Mayuli Martínez Simón y Julián Ricalde Magaña, a senadores de la República; Fernando "El Chino" Zelaya (a Othón P. Blanco); José Faustino Uicab (Isla Mujeres); y José Esquivel Vargas (a Felipe Carrillo Puerto) para presidentes municipales, así como los pretendientes a diputados federales Miguel Ramón Martín Azueta; Gabriela Payares, Karla Romero y Luis Torres Llanes.

Pero el desvío no es solo una componenda del legislador panista con sus coaligados, sino que desde el centro del país, las dirigencias nacionales del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, lo presionan para desplegar campañas propagandísticas para beneficiar a su candidato a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya, que no levanta y por lo tanto será dinero tirado a la basura.

La intensión de Martínez Arcila es entregar buenas cuentas, pero también mantener sus privilegios en Quintana Roo, es por ello que de los 400 millones 748 mil 441 pesos que recibirá el Congreso del estado para este año, 30 millones de pesos serán destinados a sus allegados y alfiles políticos.

Es cierto que estas cantidades de dinero las recibirá a lo largo del presente año, sin embargo, resulta lamentable que el manejo de estos recursos son discrecionales pues no están etiquetados y se pueden mover al antojo de los mandamás del legislativo que son el presidente de la Gran Comisión Eduardo Martínez Arcila, y el presidente de la Comisión de Hacienda, Bladimir Emiliano Ramos.
Y si bien de los 468 millones 858 mil 458 pesos de presupuesto anual que tiene destinado el Congreso del Estado, 282 millones 370 mil 933 están destinados a los servicios personales, es decir al pago de nóminas y prestaciones de los todo el personal que labora y presta sus servicios al legislativo quintanarroense. Este dinero digamos que es intocable pues sería un error darle un rumbo distinto pues saldría a la luz pública un retraso de nómina o algún pago de las prestaciones de ley de los empleados del Congreso.

Sin embargo, los mandamás del Legislativo Estatal pueden disponer de 186 millones 487 mil 525, (a razón de 15 millones mensuales), Materiales y Suministros, Servicios Generales, Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas, Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles, así como Inversión Pública.

Como se sabe, en todas estas acciones el ejercicio del recurso es de flujo escaso o nulo en algunos casos, pues de esta los 75 millones de pesos que debieron aplicarse a estos rubros no se sabe en donde se encuentran.
Es por ello que desde el anonimato, fuentes al interior del Congreso del Estado de Quintana Roo confirmaron la versión del desvío, por lo que cada uno de sus aspirantes aliancistas recibirá más de cerca de 3.5 millones de pesos adicionales provenientes del legislativo y a lo largo de los tres meses que durarán las campañas, pues no les basta a los que buscan una senaduría los tres millones 361 mil 120 pesos; y a los que quieren ser diputados un millón 260 mil 38 pesos que les otorgará a cada uno el Instituto Nacional Electoral (INE).
Y a los aspirantes a presidentes municipales tampoco les bastará con el poco más de un millón y medio que recibirán para hacer campaña que les otorgará en Ieqroo.

Incluso, ex integrantes que han desertado pero que fueron cercanos al "cuarto de guerra" de algunos de los políticos que buscan cargos de elección popular en el presente proceso electoral 2017-2018, señalaron a Sol Quintana Roo, que desde el Congreso del Estado se formalizó el compromiso sobre la inyección de recursos para garantizar el triunfo electoral.

Y es que el diputado panista Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, presidente de la XV Legislatura del Congreso del Estado, hasta el momento no respondido oficialmente y mucho menos comprobado los supuestos gastos que ha hecho durante su administración para ayudas sociales.

Tampoco ha demostrado los exorbitantes gastos que se han realizado con el pago de asesores que en lugar de realizar estudios y analizar la realidad económica, social, cultural de Quintana para la elaboración de leyes y reformas, se fusilan textos y legislaciones de otros estados y que en poco o en nada contribuyen al bienestar del estado.

Además la mayoría de los asesores que aparecen en la lista publicada ayer por Sol Quintana Roo, andan en campaña de "comisión" con sus respectivos candidatos es decir, para lo que fueron contratados (asesoría para mejorar labores legislativas en el congreso) no están laborando en ello pero si cobrando.

Sin duda, el temor de perder privilegios y jugosas prebendas y remuneraciones que recibe Martínez Arcila y sus familiares y amigos incrustados en diversas nóminas de los gobiernos municipal, estatal, y por supuesto en el legislativo, es lo que impulsa al presidente de la Gran Comisión a desviar millonarios recursos a las campañas de sus allegados.

Como se recordará, el periódico Sol Quintana Roo, ha dado a conocer diversos fraudes que se dan desde el Poder Legislativo con relación a la repartición de apoyos y gastos en servicios.

Y es que tampoco para nadie es desconocido que el presidente del Congreso administraba de manera dudosa el presupuesto del Congreso, incluso, se ha demostrado que da concesiones sin licitar como fue la remodelación del recinto legislativo.
Se le ha instado a exhibir las facturas y recibos que ampararan un gasto de casi cien millones de pesos supuestamente realizado en "ayudas sociales" por ese órgano legislativo, pero solo se concreta a evadir.

El Martínez Arcila dejará el Congreso local en medio de una alta opacidad, despilfarro de recursos públicos y un enorme rezago legislativo, tal y como ha sido denunciado por Sol Quintana Roo (ver reportajes en www.solqr.com.mx).

El reparto de los millonarios recursos será en breve, aunque en algunos casos ya han recibido ciertas cantidades los candidatos a senadores de la República Mayuli Martínez Simón y Julián Ricalde Magaña; los aspirantes a presidentes municipales Fernando "El Chino" Zelaya (a Othón P. Blanco); José Faustino Uicab (Isla Mujeres); y José Esquivel Vargas (a Felipe Carrillo Puerto), así como los pretendientes a diputados federales Miguel Ramón Martín Azueta; Gabriela Payares, Karla Romero y Luis Torres Llanes.

Pero como los políticos son corruptos y cuadran bien los números, difícilmente alguien rebasa los topes de campaña. Sin embargo, cálculos más realistas y consultados con expertos en la materia para el año 2018 se estima que cada uno de los candidatos debe gastar por lo menos 10 millones de pesos, los cuales son ocupados para la promoción impresa en los municipios del distrito y en la difusión del nombre del abanderado en medios de comunicación, los sueldos de los colaboradores más cercanos y el equipo de marketing y publicidad.

Además, ese dinero servirá para desayunos y comidas que regalan en algunos mítines de campaña, los souvenir como sombrillas, playeras, gorras, electrodomésticos para los cierres de campaña.

Es por ello que los 1.4 millones de pesos que establece el INE, no es suficiente, más aún cuando un abanderado tiene como rival al candidato a un fuerte aspirante.

Es por ello que para ganar una elección y llegar a la Cámaras de Senadores y Diputados se deben gastar recursos económicos que difícilmente cada candidato tiene o pretende gastar, pues con sus sueldos no pueden invertir en la campaña.

Lo lamentable del caso es que la elección en el 2018 a la Presidencia de México se va a decidir entre Morena y el PAN, lo cual va a influir en los estados, distritos y los municipios.
Por inercia resultarán más beneficiados los candidatos a diputados por Morena, con una mínima inversión económica. Aparecer en las fotografías junto a Andrés Manuel López Obrador, será su mayor bendición.
Los panistas tendrán que destinar mayores recursos económicos, si es que desean ganar a los políticos del tabasqueño en aquellos distritos donde la elección será muy cerrada...www.solqr.com.mx

Escribir un comentario