Banner
Banner
Banner
Banner

viernes, 20 julio 2018

SEGUIRÁ EN PRISIÓN

  • PDF

WhatsApp Image 2018-07-04 at 8.11.15 AM

*Roberto Borge Angulo, seguirá en prisión un año y medio más debido a que la PGR pedirá un aumento de prisión preventiva.

*En ese lapso, la PGR intentará recabar más pruebas para sentenciarlo

*Su defensa hará lo mismo, pero para que lo exculpen

*Son tácticas dilatorias y distractoras para curarse en salud

*El caso en el limbo, opinan profesionales del Derecho

STAFF SOL QUINTANA ROO

MORELOS.-Conforme a la ley, el caso del ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se resolvería en definitiva en los próximos dos días, al cumplirse los seis meses de prisión preventiva a que lo sujetó el juez de la causa, sin embargo, los resquicios y lagunas legales existentes propician que la situación pueda prolongarse hasta 18 meses más, lapso en que el régimen ya cambió y sus protectores ya culminaron su servicio público.

Así lo consideraron prestigiados penalistas y juristas, así como fuentes del Poder Judicial, allegadas al caso del ex gobernante quintanarroense, al ser consultadas por Sol Quintana Roo, quienes añadieron que lo más cómodo para el gobierno saliente, es mantener en suspenso la resolución, hasta en tanto concluyan su mandato y ya no tengan injerencia en el asunto.

HUÍDA, CAPTURA, EXTRADICIÓN Y PRISIÓN PREVENTIVA

El 24 de septiembre de 2016, tras concluir su mandato como gobernador de Quintana Roo, Borge Angulo no se presentó a la toma de protesta de su sucesor, Carlos Manuel Joaquín González y a partir de ese momento se volvió "ojo de hormiga" para las autoridades federales mexicanas.

Durante más de nueve meses, en compañía de su novia, Gabriela Medrano Galindo (ya se había divorciado de su esposa Mariana Zorrilla Erales, con quien procreó dos niñas) se dedicó a disfrutar y a dilapidar su fortuna acumulada durante su gestión, hasta que el 31 de mayo de 2017 el juez de Distrito del Centro de Justicia Penal Federal en el Estadode México, con Sede en Nezahualcóyotl, José Artemio Zúñiga Mendoza, giró orden de aprehensión.

Borge Angulo se sentía tan protegido y tan confiado, que ni siquiera en los cinco días que tardó su detención se enteró que su condición de ex mandatario había cambiado a la de prófugo Sin embargo, su confianza era tal que sólo se enteró que ya era un proscrito, hasta que el mediodía del domingo 4 de junio de ese mismo año, cuatro días después de haberse ordenado su captura, elementos de la Policía Internacional (Interpol), lo detuvieron en el aeropuerto de Tocumén. Se disponía a abordar un avión que lo llevaría a Paris, Francia donde solamente permanecería un tiempo, para después volar hacia Madrid, España, donde finalmente pensaba radicar.

Luego de su aprehensión fue llevado inicialmente al penal "El Renacer", una de las cárceles panameñas, donde permaneció hasta fines de septiembre de 2017, pero al conocerse su intención de fuga, lo cambiaron a la prisión de la sede de la Policía Nacional de Panamá,

En dicho sitió estuvo poco más de tres meses, durante los cuales trató de evitar a toda costa su repatriación a México, pero al agotársele los recursos legales finalmente se allanó a la solicitud de extradición y el cuatro de enero de este año fue entregado a la Procuraduría General de la República.

Al día siguiente, el juzgador Zúñiga Mendoza resolvió dictarle prisión preventiva oficiosa por un término de seis meses, denegando su libertad condicional, ante el justificado temor de que pudiera sustraerse a la acción de la justicia como lo hubiera intentado en la prisión panameña donde intentó sobornar al personal de custodia para tratar de fugarse.

De esa manera su expediente quedó radicado en dicho recinto judicial donde el juez, durante el plazo fijado, recibiría las pruebas de ambas partes, acusador y defensor, para dar su fallo definitivo en torno a la culpabilidad o inocencia de Roberto Borge Angulo.

Ese plazo vence el cinco de julio, en el que el impartidor de justicia tendría que rendir su fallo, pero antes, probablemente en estos días, la Procuraduría General de la República solicitará la ampliación de la prisión preventiva oficiosa, hasta por dos años –considerando el medio . año que lleva ya preso--, por lo que juicio puede alargarse hasta diciembre de 2019.

De acuerdo a nuestras fuentes, la defensa del ex gobernador se inconformaría e interpondría el recursos de apelación, pero como en el caso del ex secretario del CEN del PRI en Chihuahua, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, Borge seguirá encarcelado hasta en tanto el Ministerio Público Federal concluya las investigaciones del caso en el nuevo plazo solicitado.

Bajo ese hipotético panorama, el abogado José Luis Aguirre Huerta, presidente de la Barra Interamericana de Derechos Humanos, en entrevista con Grupo Sol, dijo que la PGR, utilizando los laberintos y recovecos existentes en la ley, aun con el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, ha ido generando condiciones para que los juicios contra ex gobernadores puedan diluirse y los defensores de los inculpados obtengan condenas absolutorias, penas menores o que, inclusive, los expedientes sean enviados al archivo.

Al referirse al caso concreto de Roberto Borge Angulo, dijo que la PGR podría ampliar sus investigaciones para fincarle nuevos delitos, pero en el expediente no hay señal alguna de que se haya avanzado en ese  aspecto, "más bien pareciera estar empantanado", acotó.

Refirió que para obtener esos resultados, los expedientes son asignados a personal sin experiencia, además de que no se les dan los recursos necesarios para un buen desempeño y de manera amañada, los recursos que ofrece la defensa del o de los inculpados, en juzgados y tribunales, son revisados y atendidos tardíamente, muchas veces fuera de término con resultados favorables para los abogados defensores.

A su vez, el abogado Alberto Woolrich Ortiz, presidente de la Academia de Derecho Penal del Colegio de Abogados de México, remarcó que para que un caso pueda perderse no hay necesidad de que el acusador infrinja la ley, ya que puede ser mediante un ligero litigio que no impida a la defensa la obtención de amparos, sentencias reducidas, presentación de pruebas débiles, conclusiones o argumentos nada convincentes y, principalmente, simular que se agotan todas las investigaciones sin que en realidad ello se lleve a cabo.

Ese es el caso de Roberto Borge Angulo, precisó, en el que no se han agotado todas las líneas de investigación y ahora su caso es enviado a una especie de "limbo judicial" donde su juicio permanecerá estático hasta que las aguas vuelvan a su cauce.

"Todo poder político que delinque y se escuda en las instituciones para sustraerse del derecho y de la justicia, debe ser encarcelado por canalla", sentenció el destacado penalista, quien advirtió finalmente que no basta el haberlo llevado a prisión y mantenerlo ahí e incluso el que llegue ser declarado culpable, "sino que debe obligársele a devolver los miles y miles de millones de pesos de los que se apoderó, en perjuicio de los quintanarroenses", remató.

Cabe precisar que la pena por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que le imputa la PGR, oscila entre los cinco y 15 años de cárcel, aunque debe recordarse que la Fiscalía General de Quintana Roo solicitó y obtuvo tres órdenes de aprehensión en su contra, por los delitos del fuero común de peculado, aprovechamiento ilícito y ejercicio indebido de la función pública, ilícitos por los que podría recibir otras condenas, en caso de ser considerado culpable, lo que le representaría en total una prisión mínima de 30 años.

Escribir un comentario

También te puede interesar: