Banner
Banner
Banner
Banner

martes, 17 julio 2018

¡DECISIÓN FRÍA!

  • PDF

DhCJrfDWkAIHsY0

*Los quintanarroenses elegirán a sus representantes, basados en el rencor, la amnistía y compromisos tripartitas.

*No hay mañana y la reflexión llegó a su fin: Los ciudadanos votarán para tener a los actores políticos de su creencia.

*Tendrán que decidir entre la realidad, utopía y demagogia para un Estado golpeado, una y otra vez, por los abusos.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Los días de campaña y presentación de propuestas llegaron a su fin, y ahora todo está en las manos de los quintanarroenses. Este primero de julio tendrán que salir a sufragar su voto con decisión fría, con mente abierta, pero sobre todo, convencidos de que elegirán a los representantes indicados para enderezar el rumbo del país y de Quintana Roo.

En el estado los candidatos de todos los partidos, llegarán reprobados ante la falta de compromisos reales, es por eso que los quintanarroenses elegirán a quienes los representarán basados en el rencor, la amnistía y los compromisos tripartitas.

Es por esa razón que hoy, todos los ciudadanos tienen la obligación moral y patriótica de volcarse a la urnas, de emitir su voto por el candidato de su preferencia de hacer de las elecciones una fiesta democrática para demostrar su agradecimiento, frustración y/o enojo para con quien tengan que hacerlo.

Los mexicanos, pero en especial los quintanarroenses, tienen que ser ejemplo de humildad política, de rectificar sus errores y escribir de nuevo una nueva historia; de obtener los representantes de su elección para luego, de fallar, poder exigirles hasta el cansancio.

No hay que olvidar que quien obtenga el triunfo no será para su partido o para un grupo de personajes allegadas, sino que será el representante de México y/o de los quintanarroenses, no será el jefe o el nuevo Dios, sino el empleado de millones de mexicanos y miles de quintanarroenses.

Hay que perder el miedo y exigir, pero para hacerlo, hay que demostrarlo; eso se logra con el ejemplo de civilidad y decisión. Los mexicanos y los quintanarroenses ya están cansados de tener representantes y autoridades de papel, que sólo sirven para una grupo selecto, para hacerse millonarios a costillas del erario público.

Quintana Roo no es la excepción, sino deshorrosamente, se convirtió junto con Veracruz y Chihuahua en ejemplo; burla nacional y perdón gubernamental.
No hay mañana y la reflexión llegó a su fin: Los ciudadanos votarán para tener a los actores políticos de su creencia, de su elección.

La de hoy es una jornada histórica para el país y para el Estado, sobre todo para Quintana Roo, donde los quintanarroenses tendrán que decidir entre la realidad, la utopía y la demagogia para un Estado golpeado, una y otra vez, por los abusos de sus representantes.

Un Estado donde nadie conoce el bienestar y el crecimiento económico; un Estado donde los candidatos dejaron abandonados sus encomiendas hechas por voto popular para seguir sus propias creencias y convicciones: Seguir hurtando al despoblado.
Un Estado donde nadie cree en los políticos, pero tendrán que decidir entre el menos malo, entre el que menos ha robado o ha utilizado el tráficos de influencias para ayudar al parientes, amigo, compadre o simplemente para pagar favores.

Este domingo será el Día "D", donde las decisiones que se tomen se harán realidad al día siguiente, donde no habrá paso atrás, donde las decisiones que se tomen en las boletas al marcarlas no tendrán regreso.

Se elegirá a quien los mexicanos y quintanarroenses decidan, pero hay que tener en la mente una decisión inquebrantable, porque se obtendrá el gobierno que cada uno de los mexicanos y quintanarroenses se merezcan.

Escribir un comentario