Banner
Banner
Banner
Banner

martes, 17 julio 2018

¡MAS DE LO MISMO!

  • PDF

rafael del pozo

*El encargado de revisar, vigilar y auditar al estado y evitar los robos en el gobierno del cambio, trafica con influencias.

*Rafael del Pozo mantiene en la impunidad a sus protegidos. Sin castigo, Carlos Rafael Pech Be, encargado del Órgano de Control y Evaluación Interna de la Sedetus, que obtuvo descuentazo de 75 por ciento en el pago de costoso predio comercial en Chetumal. (Ver documentación en: www.solqr.com.mx)

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.- Por omisión, negligencia o complicidad, el titular de la Secretaría de la Contraloría del Estado, Rafael del Pozo Dergal mantiene en la impunidad a varios de sus subordinados que se beneficiaron con tierras que formaban parte del patrimonio territorial de Quintana Roo.

Tal es el caso de Carlos Rafael Pech Be, actual encargado del Órgano de Control y Evaluación Interna en la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (Sedetus), y quien se benefició con la compra de un exclusivo predio comercial por el que pagó el precio irrisorio de 66 mil 686 mil pesos cuando su valor real es cercano al medio millón de pesos.

Y si bien Carlos Rafael Pech Be ocupó el mismo cargo en la administración pasada, ha sido pieza fundamental en el inicio de las investigaciones contra el ex gobernador Roberto Borge Angulo y los ex funcionarios que saquearon al patrimonio territorial de Quintana Roo, algunos de ellos fugitivos de las leyes federales y estatales.

Como se recordará Pech Be fue quien por instrucción, presión y soborno del actual titular de la Secretaría de la Contraloría del Estado, Rafael del Pozo Dergal, interpuso la primera denuncia penal contra el ex titular de la Seduvi, Mauricio Rodríguez Marrufo, recientemente liberado con el pago de 39 millones 733 mil 176 pesos tras ser juzgado por el delito de desempeño irregular de la función pública.

Durante los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, el actual encargado del Órgano de Control y Evaluación Interna, Carlos Rafael Pech Be fue testigo y cómplice del saqueo no solo de tierras sino también de los bienes inmuebles propiedad del estado. Hoy es uno de sus verdugos y protegido del gobierno joaquinista a través de Del Pozo Dergal.

Documentos en poder de Sol Quintana Roo revelan cómo se fraguó el fraude en el que se benefició Carlos Rafael Pech Be, utilizando como prestanombres a su hijo Angel Rafael Pech Rosas, quién al momento de la transacción apenas había cumplido la mayoría de edad.

En las cláusulas del contrato de la SEDUVI BICD22-0035, FOLIO ÚNICO SEDUVIOPBC-00011, se establecen las dimensiones del predio en cuestión, y dice a la letra: Primera.- En este acto y en virtud del presente contrato "La Seduvi" le vende a "El Comprador" una fracción de terreno comercial marcado como LOTE 02 ubicado en la manzana 106 en el Fraccionamiento Bicentenario con una superficie total de 197.59 metros cuadrados de la ciudad de Chatumal, Municipio de Othón P. Blanco...

En la cláusula Segunda.- La Seduvi otorga en este acto a El Comprador la posesión física del bien inmueble descrito en la cláusula anterior y del cual el comprador es beneficiario.

En la cláusula tercera es en la que se fragua el acto ilícito, ya que señala que: Ambas partes convienen como precio por metro cuadrado del comercial, objeto de este contrato, la cantidad de $1,350.00 (Son: un mil trecientos cincuenta pesos 00/100M.N.) por lo que el importe de la operación asciende a la cantidad de $266,764.50 (Son: Doscientos sesenta y seis mil setecientos sesenta y cuatro pesos 50/00M.N.) por concepto de capital, en uso de sus facultades previamente autorizadas, en este acto la Seduvi otorga un descuento del 75 por ciento a razón del costo por metro cuadrado quedando un costo de $337,50 (Son trecientos treinta y siente 50/00 M.N.) por metro cuadrado por lo que el importe de venta es de $66,686.63 (Son: Sesenta y seis mil seiscientos ochenta y seis pesos 63/00 M.N.) que el comprador pagó a la Seduvi.

En los documentos en poder de Sol Quintana Roo, también se prueba que se cometió el uso indebido de la función pública por parte de Carlos Rafael Pech Be para beneficiarse con un predio de alta plusvalía, adjudicándose el terreno no solo a precio irrisible sino también aprovechando su cargo para obtener todos los beneficios en trámites y firmas de los altos funcionarios que en apariencia le otorgaron el descuento y la adjudicación.

En el acta de nacimiento número 1206048 e muestra que Ángel Rafael Pech Rosas es hijo legítimo de Ángel Rafael Pech Be, y al cual utilizó como prestanombres, ya que en otro documento se revela como el funcionario público le solicita al ex secretario de la Seduvi, Mauricio Rodríguez Marrufo, el descuento al precio del predio en cuestión.

También se poseen los pagos del predio y otros datos notariales en los que se manipula el evaluó de los predios, es decir, las pruebas de la comisión de delitos están a la vista, sin embargo, el único que no ha visto el fraude es el actual titular de la Secretaría de la Contraloría del Estado, Rafael del Pozo Dergal, quien a cambio de denunciar a Mauricio Rodríguez Marrufo mantiene en la impunidad a su subordinado.

El caso de Ángel Rafael Pech Be es apenas la punta de una madeja de beneficios que obtuvieron y siguen obteniendo altos funcionarios protegidos por el contralor del estado Rafael del Pozo Dergal.

Escribir un comentario