Banner
Banner
Banner
Banner

lunes, 17 junio 2019

SIN LÍNEA

  • PDF

embarazada

***Perito de la PGR fue forzada a trabajar embarazada; perdió a su bebé

José SÁNCHEZ LÓPEZ

EL 4 de febrero de 2015, una perito de la Procuraduría General de la
República se quejó en la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Dijo que reiteradamente fue enviada a trabajar a distintos estados,
sin que tomaran en cuenta su embarazo de alto riesgo de 3.6 semanas.

El 13 de abril fue a la Unidad de Urgencias del ISSSTE donde le
expidieron licencia médica por varios días, con el diagnóstico de
amenaza de aborto. Entregó su incapacidad y el dictamen médico a su su
jefe inmediato, el subdirector del Departamento de Medicina Forense,
quien le dijo: "estar embarazada no es incapacitante, no hay ninguna
consideración".

En fechas posteriores, los médicos del ISSSTE la incapacitaron,
recomendando reposo absoluto.

Sus superiores se negaron a recibir las incapacidades y le dijeron que
tenía que atender su trabajo o la echarían.

Así, tuvo que desplazarse por caminos accidentados y caminar por
cerros y montañas, cargando su maleta y equipo de trabajo.

El junio de 2014, fue enviada a Chilpancingo, Guerrero, bajo la
amenaza de despido o mandarla a Aguililla, Michoacán, a los tiros de
mina "a buscar muertos".

Tuvo que ir a la Sierra Tarahumara, junto con soldados donde soportó
temperaturas de 40 grados, sin comer y sólo ingerir líquidos.

El 26 de junio, en Chihuahua, tuvo sangrado vaginal. Acudió al
hospital y le diagnosticaron amenaza de aborto.

"El cérvix estaba irritado por la retención de líquidos durante lapsos
prolongados", fue el dictamen médico y la volvieron a incapacitar,
pero sus jefes no aceptaron las incapacidades.

El 5 de julio siguiente tuvo dolores y expulsión de líquido Se
trasladó al Hospital Regional "Gral. Ignacio Zaragoza". La fuente se
había roto y tuvieron que practicarle un aborto, con 18.1 semanas de
gestación.

El 23 de julio, ya reintegrada a su trabajo, se negó a realizar una
exhumación, puesto que se sentía débil y su jefe instruyó un
procedimiento administrativo por desobediencia y a partir de ello, fue
blanca de malos tratos, carga excesiva de trabajo y actos hostiles de
sus tres jefes inmediatos, además de que la amenazaron con fincarle
responsabilidad penal si se atrevía a renunciar. "por su falta de
profesionalismo".

No obstante, dejó de laborar en la PGR el 31 de diciembre de 2014 y se
decidió a presentar su queja ante la CNDH.

La comisión, acreditó que las autoridades involucradas violentaron sus
derechos que le asistían como trabajadora embarazada, pues no le
proveyeron condiciones de prevención, para procurar que su embarazo se
desarrollara bajo las mejores condiciones laborales.

Recomendó reparar el daño a la mujer, incluyendo compensación,
atención médica y psicológica, así como emitir un protocolo de
actuación, con directrices que deberá seguir el personal de la PGR
para el tratamiento de las trabajadoras en estado de gravidez, así
como capacitar y formar a todo el personal de esa instancia en materia
de derechos humanos con perspectiva de género.

También iniciar un procedimiento administrativo contra las autoridades
y continuar con la integración y perfeccionamiento con perspectiva de
género, de la averiguación previa correspondiente, por los delitos de
abuso de autoridad y los que resulten.

En teoría, les iba a ir como en feria a los machistas y misóginos
jefes, pero con eso de que la CNDH recomienda, pero no puede ordenar y
con eso de que las recomendaciones son como las llamadas a misa, quien
quiere va y quien no quiere no va, pues ni quien les haga caso.

Pero bueno, la posición de la PGR hasta cierto punto es comprensible,
pues de qué otra manera iba a reaccionar el procurador general de la
República, RAÚL CERVANTES ANDRADE, señalado como "golpeador de
mujeres".

En el 2005, el entonces diputado federal fue acusado por su pareja, la
empresaria SONIA FUENTES, de haberla golpeado. En su demanda de
divorcio la mujer lo acusó de "abuso excesivo de violencia", pero,
obviamente, su fuero como legislador y además miembro de la Comisión
de Justicia (¡¡¿?!!) de la Cámara de Diputados, evitó que la denuncia
prosperara.

Bajo esa especial "perspectiva de género" ¿Cómo iba a esperar
diferente trato la perito?***LA HUMANIDAD NECESITA TANTO A HOMBRES
COMO MUJERES, ENTONCES ¿POR QUÉ LA DIFERENCIA? .***AU REVOIR.

joebotlle@gmail.com

Escribir un comentario