Banner
Banner
Banner
Banner

lunes, 24 junio 2019

JUECES DÉBILES

  • PDF

141016299443fe0

*Al parecer, a los impartidores de justicia les tiembla la mano cuando se trata de ejercerla en contra de quienes desfalcaron a Quintana Roo y/o fueron cómplices de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo

*Manda a su casa a Rafael Castro Castro, luego de vincularlo a proceso por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública, misma carpeta de Mauricio Góngora, su antecesor, quien está en la cárcel

*El Juez de Control Nicolás Pinzón Ávila otorgó resguardo domiciliario, pese a que presentó como testigos a su esposa, trabajadores domésticos y que la Fiscalía haya sido emplazada minutos antes de la audiencia

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.-Quedó demostrado que la justicia en Quintana Roo no existe para quienes pueden pagar impunidad, comprar conciencias y hasta pagarlas con el dinero obtenido del erario público, es decir, dinero del pueblo.

Caso específico el suscitado hace un par de días, donde de nueva cuenta se volvió a observar la “gentiliza” de los jueces para con los delincuentes de cuello blanco, demostrando una sistema penal acusatorio débil.

Al parecer, a los impartidores de justicia les tiembla la mano cuando se trata de ejercerla en contra de quienes desfalcaron a Quintana Roo y/o fueron cómplices de los ex gobernadores cozumeleños, Félix Arturo González Canto y Roberto Borge Angulo, respectivamente.

Claro ejemplo, el proceso del ex presidente municipal de Solidaridad, Rafael Castro Castro, quien fuera detenido en Sisal, Yucatán, y enviado enseguida a Playa del Carmen donde nada más ingresó a la cárcel pública para salir unas horas después, gracias a la amabilidad de los impartidores de justicia.

Lo mandaron a su casa, esto luego de vincularlo a proceso por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública, misma carpeta o delito del cual está acusado Mauricio José Góngora Escalante, su antecesor, quien continúa encarcelado, con privilegios, pero tras las rejas.

El Juez de Control Nicolás Pinzón Ávila fue quien otorgó el resguardo domiciliario, pese a que presentó como testigos a su esposa, trabajadores domésticos y que la Fiscalía haya sido emplazada minutos antes de la audiencia.

De esa manera, se impidió investigar la idoneidad de los testigos, siendo que al final los testimonios presentados al Juez de Control, quien los estimó pertinentes para dicha medida; sin embargo, se apelara la misma a efecto de que sea sustituida por la de prisión preventiva justificada.
Como se recordará, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado de Quintana Roo (FECC), en su momento informó, que luego de reanudarse la audiencia programada para resolver la situación jurídica del imputado Rafael “N”, por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública, dentro de la carpeta administrativa 53/2019, decretándose Auto de Vinculación a Proceso, por el citado delito.

Lo anterior por el detrimento ocasionado al erario público del Ayuntamiento de Solidaridad por la cantidad de $111, 364,473.43, pesos, en la que se  fijó el plazo de dos meses para el cierre de la investigación, audiencia en la que el Juez de Control otorgó como medida cautelar el resguardo domiciliario.

¿Para quién trabajan los Jueces? ¿No hay quien vigile su proceder? ¿Qué está haciendo el Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo al respecto?

Escribir un comentario