Banner
Banner
Banner
Banner

domingo, 21 abril 2019

FARISEOS

  • PDF

amlo22

*Así está el Movimiento de Regeneración Nacional en Quintana Roo, con un cisma interno a punto de explotar y destapar la cloaca que tanto protegen las vacas sagradas del Revolucionario Institucional, ahora vestidos de guindas

*Por un lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador predica unidad y fuerza, no sólo en el Estado sino en toda la República, aunque la realidad es otra, porque los tricolores y los verdes le quitaron sus espacios a los guindas.

*Funcionarios de quinta para un Estado de primera: Benito Juárez, olvidado por "Mara"; Othón P. Blanco, estrena Presidente; Solidaridad, de Laura Beristain, quien pese a que lloró ante AMLO, nada más dijo verdades a medias.

STAFF SOL QUINTANA ROO

La contienda por el poder de Quintana Roo inició. Todo mundo quiere agarrar a su chambelán y no quedarse a bailar con la más fea. Algunos partidos políticos eligieron a sus "gallos"; otros deshojan la margarita, pero el Movimiento de Regeneración Nacional, partido en el poder, pelea a sangre y fuego sus espacios en el Estado.

Paz, concordia, unidad, pero sobre todo, acabar con la corrupción, bandera política de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo ¿Quién cumple esos "proyectos, frases o "clichés" en Quintana Roo? Nadie. Es más, hacen lo contrario.

Mientras más pasan los días la situación política de los integrantes del Morena se complica y enmaraña cual enredadera silvestre. Por un lado, AMLO predica y exhibe ante el país que Quintana Roo es un bastión guinda. Por el otro, los verdaderos morenistas reclaman a su líder moral por haberlos quitado de sus espacios y cedidos a otros partidos.

Según las encuestas a modo señalan que Andrés Manuel López Obrador tiene una aceptación de 78 por ciento (El Financiero), es decir, que ha bajado 6 puntos desde su última calificación (84 por ciento) a nivel República.

Pero ni esa operación matemática ha dado resultado en el Estado, donde existe un cisma interno a punto de explotar y destapar la cloaca, que tanto protegen las "vacas sagradas" del Revolucionario Institucional, ahora vestidos de guindas.

Es decir, Mollinedo y Abreu. Quienes junto con José Luis Pech y Marybel Villegas pactaron de manera directa con "El Niño" Verde y el ex gobernador Félix González Canto, a quienes llevaron hasta la cúpula presidencial para lograr una coalición llena de traidores y vende patrias.

Ahora, de manera frontal se observan las consecuencias de haber dado toda la confianza a un solo grupo. Es más, quienes jugaron con ese grupo son quienes levantan la mano y protestan. A esos que no durmieron, perdieron tiempo, esfuerzo y hasta dinero por AMLO y que hoy, son relevados por a quienes llamó traidores y la Mafia del Poder.

Por otro lado, los morenistas quintanarroenses presumen a todo pulmón que el presidente Andrés Manuel López Obrador predica unidad y fuerza, no sólo en el Estado sino en toda la República, aunque la realidad es otra, porque los tricolores y los verdes le quitaron sus espacios a los guindas.

La desunión no sólo está en el Partido, sino también en los Ayuntamientos que gobiernan. Es decir, funcionarios de Quintana Roo para un Estado de primera.

Para muestra un botón: María Elena Hermelinda Lezama Espinosa, presidente municipal de Benito Juárez, mantiene un municipio olvidado y sumergido en el lodo. "Mara" no ha podido tener siquiera el apoyo directo de los ciudadanos.

La han encarado, ofendido, insultado –así como lo morenistas han hecho con diversos gobernadores del país en los eventos del Presidente-, pero no reacciona. ¿Será una muñeca de trapo?

Y ni hablar del municipio de Othón P. Blanco, que en días pasados estrenó presidente municipal, Othoniel Sogovia Martínez, en sustitución de Hernán Pastrana Pastrana, a quien nisiquiera le había dado una diarrera.

Su avanzada edad y mal estado de salud, mismo del cual informó Sol Quintana Roo en su momento de manera exclusiva, le impiden regresar a sus actividades políticas. Pero no hay problema, todo queda en familia. El suplente, José Luis Murrieta Bautista le entregó la "estafeta" a su suegro... Qué bonita familia. Y, por Hernán Pastrana, que se mejore. A veces es preferible que nos dé diarrera y no cáncer.

Y por último, Laura Beristain Naverrate, de Solidaridad, quien en evento público le lloró a AMLO y acusó a los medios de comunicación de golpearla. Dijo verdades a medias, porque no dijo que ella le paga a unos cuantos medios y periodistas para que golpeen al gobernador de Quintana Roo y hasta el mismo Andrés Manuel.

Escribir un comentario